Diputación de Valladolid

La Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio ponen en marcha un Programa de Mejora de la Competitividad del Sector Turístico de la provincia

•Jesús Julio Carnero y Víctor Caramanzana presentan una nueva iniciativa de promoción económica que mejorará la competitividad de las pymes del sector turístico ubicadas en localidades de menos de 20.000 habitantes de la provincia de Valladolid.
•Para el presidente de la Diputación de Valladolid “se trata de un paso más dentro del convenio de colaboración con la Cámara de Valladolid, con el que pretendemos seguir aportando estabilidad y posibilidades de crecimiento a la estructura productiva de nuestra provincia, como única base sobre la que garantizar un crecimiento del empleo sólido y de calidad”.
•El presidente de la Cámara de Comercio está “muy orgulloso de arrancar un nuevo proyecto con la Diputación de Valladolid que sirve para profundizar en nuestras excelentes y fructíferas relaciones y hacerlo en un campo tan propio de la Diputación y de lo rural como es el turismo”.
•Ambos presidentes hacen balance muy positivo del convenio de colaboración entre ambas instituciones que ha permitido desarrollar más de 3.900 actuaciones con una inversión de 4,1 millones de euros, de los que 2 millones provienen de Fondos Europeos.

 (VALLADOLID, 12 DE SEPTIEMBRE DE 2018).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid, Víctor Caramanzana, han presentado hoy una nueva actuación conjunta que se enmarca dentro del acuerdo de colaboración suscrito por ambas instituciones dentro del Plan Impulso y que tiene como objetivo mejorar la competitividad de las pymes del sector turístico de la provincia de Valladolid con el fin de impulsar la adopción de metodologías y soluciones que permitan mejorar su gestión y maximizar su productividad.

Como ha explicado Jesús Julio Carnero, “se trata de un paso más dentro del convenio de colaboración que, dentro del Plan Impulso, tenemos suscrito con la Cámara de Valladolid, con el que pretendemos seguir aportando estabilidad y posibilidades de crecimiento a la estructura productiva de nuestra provincia, como única base sobre la que garantizar un crecimiento del empleo sólido y de calidad”.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha asegurado que “en tiempos en los que parece que la incertidumbre vuelve a aparecer en el panorama económico español, nosotros seguimos apostando por generar certeza y mejorar la productividad de nuestras empresas. Lo venimos haciendo desde el año 2013 con el Plan Impulso apostando por la colaboración público-privada para atender las demandas y necesidades reales de las empresas en áreas tan importantes como la innovación, la internacionalización, el impulso del emprendimiento y la apuesta por la formación. Y en estos ámbitos se enmarca nuestra colaboración con la Cámara de Comercio, que ha sido en todo momento una leal colaboradora”.

Por su parte, Víctor Caramanzana, “muy orgulloso de arrancar un nuevo proyecto con la Diputación de Valladolid que sirve para profundizar en nuestras excelentes y fructíferas relaciones y hacerlo en un campo tan propio de la Diputación y de lo rural como es el turismo”. Además, el presidente de la institución cameral añadió que “conseguir fondos y trabajar para mejorar el sector turístico era uno de mis objetivos fundamentales al comienzo de mi anterior mandato.

PLAN DE COMPETITIVIDAD TURÍSTICA

El nuevo Plan de Competitividad Turística que Diputación de Valladolid y Cámara de Comercio desarrollan conjuntamente, con el apoyo de Fondos FEDER, está dirigido a PYMES y autónomos del sector turístico de la provincia, implantados en localidades de menos de 20.000 habitantes, y tiene como objetivos específicos potenciar el crecimiento de las empresas turísticas mediante la adopción de la cultura de la innovación y el uso de las TIC; proporcionar herramientas y soluciones que promuevan la competitividad en el sector y ayuden a mejorar su productividad; y agrupar el conocimiento generado por los diferentes agentes del sector, facilitando así el acceso a las mejores prácticas.

El programa se estructura en dos fases. La primer supone un diagnóstico individualizado de las empresas participantes para conocer su nivel de competitividad en su entorno económico y de mercado. En base a este diagnóstico se realiza una propuesta de innovación y de soluciones TIC específicas, así como un informe de recomendaciones sobre materias prioritarias vinculadas a la innovación, el uso de las TIC y el medio ambiente. Esta fase es totalmente gratuita para la empresa.

La segunda fase presenta un plan personalizado y de implantación de las soluciones propuestas en la fase de diagnostico, en un amplio número de materias como las soluciones de gestión empresarial, la consultoría y organización de recursos humanos, los planes estratégicos de comercialización, las soluciones de comercio electrónico y presencia web, o el diseño y desarrollo de nuevos productos y servicios, entre otras muchas opciones. El importe máximo financiables es de 7.000 euros, de los que FEDER subvenciona hasta el 50% del total del Plan.

El plazo de solitudes está abierto hasta el próximo 5 de octubre y el objetivo es llegar a 50 empresas en la fase de diagnóstico y a 32 empresas en la fase de implantación. El presupuesto del programa asciende a 311.533,70 euros, de los que la Diputación de Valladolid aporta 45.550 euros y el resto proviene de Fondos Europeos.

HISTORIA DE ÉXITO

Como ha señalado Jesús Julio Carnero, “este nuevo programa es un paso más en la historia de éxito que es la colaboración entre la Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio. Un camino en el que vamos a seguir incidiendo, porque creemos que nuestra misión es ayudar a crear las condiciones que favorezcan de la dinamización y el desarrollo de nuestro tejido productivo, facilitar oportunidades de negocio y prestar cada vez más y mejores servicios para impulsar la competitividad las empresas, lo que se traduce al final en la creación de más y mejor empleo”.

El presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que “esta colaboración nos ha permitido desarrollar más de 3.900 actuaciones en ámbitos vinculados a la formación y la promoción de empleo, especialmente de las mujeres y los jóvenes, a la internacionalización de nuestras empresas o al fomento de la innovación y a la formación en el uso intensivo de las TIC. Un camino en el que hemos invertido 4,1 millones de euros, de los que 2 millones han llegado procedentes de Fondos Europeos”.

En esta misma línea se ha mostrado Víctor Caramanzana, “el apoyo sincero y sin fisuras de la Diputación Provincial y su presidente Jesús Julio Carnero fue decisivo en los peores momentos de nuestra institución. La Cámara de Valladolid, a través de la Cámara de España es organismo intermedio en la gestión de Fondos de la Comisión Europea. Para poder atraer dinero de Europa a la provincia es fundamental que sea cofinanciado por un ente público y por las empresas. Jesús Julio desde el inicio de su primer mandato asumió el efecto multiplicador que suponen estos fondos, así como el conocimiento que podía aportar la institución cameral a la actividad económica de las zonas rurales”.

FOMENTO DEL EMPLEO, ESPECIALMENTE DE JÓVENES Y MUJERES

Entre las acciones desarrolladas en colaboración entre la Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio destaca, en primer lugar, el Plan Integral de Cualificación y Empleo (PICE), que supuso una inversión de 700.000 euros y que ha contribuido a facilitar formación para el empleo a los jóvenes desempleados menores de 30 años. En una primera fase se beneficiaron del PICE 276 jóvenes, de los que 201 fueron orientados laboralmente, 177 recibieron formación troncal, 165 recibieron formación específica y 91 han logrado una inserción laboral efectiva.

En la actualidad se está desarrollando una segunda edición, con un presupuesto de 235.524 euros y con el objetivo de llegar a un mínimo de 160 jóvenes, de los que ya se ha atendido, a 31 de agosto a 101. De ellos 94 han recibido orientación para el empleo (47 mujeres), 73 han recibido ya formación troncal (37 mujeres), 52 han recibido formación específica (25 mujeres) y 20 se encuentran en la actualidad en fase de acompañamiento (6 mujeres) y 21 jóvenes ya se encuentran trabajando actualmente.

Asimismo, se han desarrollado diferentes acciones de apoyo al emprendimiento, en todas sus fases, a través del Programa España Emprende, con especial incidencia en las mujeres rurales, destacando la puesta en marcha de 4 talleres para emprendedoras y empresarias y 2 cursos de creación de empresa del que se han beneficiado, hasta el momento, 140 emprendedores (92 mujeres y 48 hombres), con una inversión de 90.000 euros.

Por último en este apartado, y dentro del Proyecto Emplea Joven Provincia de Valladolid que tiene por objeto mejorar la empleabilidad y formación de jóvenes entre 16 y 30 años de edad, la Cámara de Comercio desarrolla, a través de la Escuela Internacional de Cocina, el certificado de profesionalidad de Operaciones Básicas de Cocina, con un módulo de prácticas en empresa, acompañado de formación transversal, de tutorías y sesiones de orientación laboral que cuenta con la participación de 12 alumnos.

PLAN DE INTERNACIONALIZACIÓN

 Por otro lado, Diputación de Valladolid y Cámara de Comercio vienen colaborando desde 2014 en el Plan de Internacionalización de las empresas de la provincia, en el que se han invertido, hasta ahora, un total de 1.337.000 euros.

Ello ha permitido desarrollar más de 2.400 acciones de información y consultoría que, solo en 2018, ha llegado ya a más de 600 empresas de la provincia a través de iniciativas como Línea Directa Comex, Plan de Acción de Mercados Exteriores, los programas Xpande y Xpande Digital y los boletines de información. Asimismo, en 2018 30 empresas se han inscrito en los cursos de comercio exterior e inglés comercial.

Por otro lado, y en materia de promoción internacional, desde 2014 se han realizado 10 misiones inversas en las que han participado 434 empresas de la provincia y 189 importadores de sectores como el turismo, el vino, la alimentación, la madera y el mueble, y la construcción, energías renovables y hábitat.

Además, tras las acciones comerciales en Reino Unido, Nueva York, San Juan de Puerto Rico y México, en 2018 se ha desarrollado una acción directa en Pekín, con ocasión de la clausura del Concurso Mundial de Vinos, que tendrá continuidad en las próximas semanas con dos misiones inversas exclusivas para el mercado chino dedicadas a los sectores de turismo y del vino, y próximamente se desarrollará una acción comercial multisectorial en Boston y Houston para la que ya se han inscrito 5 empresas.

NUEVAS ACTUACIONES

Durante los próximos meses se pondrán en marcha dos nuevas acciones. La primera, dirigida a facilitar a los proveedores de la provincia el modo de operar con la nueva Ley de Contratos del Sector Público, con la creación y puesta en marcha de un punto de información al servicio de las empresas, PYMES, autónomos y emprendedores que prestará asesoramiento e información, además de llevar a cabo acciones facilitadoras y de formación. Con una inversión de 23.000 euros, servirá además para generar una base de datos por sectores de la provincia.

Por otro lado, y con el fin de facilitar el acceso de los productos y servicios de calidad de la provincia a plataformas comerciales se creará el Programa en Primera Línea, al que se destinarán 57.500 euros, y que tiene como objetivo orientar a nuestras empresas cuando se plantean acceder a los mercados digitales, teniendo en cuenta que la promoción y la venta virtual marcan sus propias normas y tendencias a nivel nacional e internacional. 

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919