Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, viernes, 13 de julio de 2018lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

13

jul

2018

La Diputación de Valladolid presenta la celebración en Mayorga del I Encuentro Nacional de Fiestas Tradicionales con Fuego

(VALLADOLID, 12 DE JULIO DE 2018).- El vicepresidente primero de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso Monge, y el alcalde de Mayorga, Alberto Magdaleno, han presentado hoy en la Sala de Recepciones del Palacio de Pimentel, la programación del I Encuentro Nacional de Fiestas Tradicionales con Fuego que se celebra este fin de semana en la localidad.

El fuego como protagonista en nuestras fiestas tiene origen milenario, cuando los ritos paganos celebran el solsticio del verano o del invierno el fuego es el  elemento purificador y de renacimiento, dando paso  a través del tiempo a  fundirse en divino y pagano. Pagano porque es la propia gente llana del pueblo la que hace grande la fiesta iluminando las calles a su paso de la virgen o santo; y divina porque su devoción se convierte en  pasión.

 Nos reunimos el fin de semana del 21 y 22 de julio en Mayorga por primera vez en el primer ENCUENTRO NACIONAL DE FIESTAS TRADICIONALES CON FUEGO con la intención de disfrutar compartiendo nuestras tradiciones, propiciando con ello el enriquecimiento común y con la ilusión de potenciarlas y ponerlas el valor que se merecen.

Nosotros somos los que debemos mantener y cuidar la esencia de la tradición que nos han ido transmitiendo nuestros antepasados y así transmitírsela a las generaciones venideras.

Queremos agradecer a las Asociaciones y pueblos participantes el esfuerzo que para muchos de vosotros supone el desplazaros desde tan lejos y me costa que la pasión que sentís por vuestra fiesta bien merece dicho esfuerzo.

Desde la Asociación Cultural “El Vítor de Mayorga”, deseamos que el encuentro transcurra en paz y armonía, disfrutando de la compañía y aportación de todos los participantes.

Se adjunta programa y memoria de las fiestas de los pueblos que van a participar.

Más información: ASOCIACIÓN DE EL VÍTOR DE MAYORGA

TELF. DE CONTACTO: 608 13 90 86

 

PROGRAMA

Sábado 21 de julio

 

10:30 h. - Inauguración. Lugar Casa de Cultura

11:00 h. - CONFERENCIA

Tema: “Fiestas tradicionales con fuego” por: D. José Luis Alonso Ponga. Historiador y antropólogo, director de la Cátedra de la Tradición de la Universidad de Valladolid.

12:00 h.- Café

12:30 h.- Coloquio entre los representantes de las fiestas participantes.

Modera: D. José Manuel Rodríguez. Licenciado en Historia del Arte (Universidad de Valladolid) y Doctor en Antropología (Universidad de Salamanca).

15:00 h.- Comida. Hotel Madrileño - Mayorga

18:00 h.- Apertura de bodegas. Estas bodegas y locales, se han convertido en  una ruta peñista  única, de verdadero valor,  donde se pone de manifiesto la arquitectura popular actual. Amenizado por la charanga “LOS PEPES”.

22:00 h.- Recreación de las fiestas participantes y proyección de documentales en la plaza de España.

 

Fiestas participantes:

 

VIRGEN DE LOS RONDELES - CASARABONELA - MÁLAGA

A QUEIMA DAS FACHAS - CASTELO - LUGO

EL VÍTOR - MAYORGA - VALLADOLID

VIRGEN DE LOS PEGOTES - NAVA DEL REY - VALLADOLID

EL VÍTOR - SAN ESTEBAN DEL VALLE - ÁVILA

FOLIÓN DAS FACHAS - VILELOS - LUGO

Domingo 22 de julio

10:30 h.- Visita por Mayorga

12:00 h.- Conclusiones del encuentro y firma del Manifiesto de Mayorga. Casa de Cultura.

14:30 h.- Parrillada para todos los presentes. En el Rio.

 

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍAS DE FIESTAS PARTICIPANTES.

Bares de la localidad. Del 12 de Julio al 15 de agosto

LOCALIDADES

CASARABONELA - MALAGA   - VIRGEN DE LOS RONDELES

Breve Historia de la Fiesta:

El 12 de diciembre se celebra en el pueblo de Casarabonela (Málaga) la Fiesta de la Virgen de Los Rondeles, conocida popularmente como Los Rondeles. Es una fiesta de orígenes milenarios en la que se funden lo divino y lo pagano, una fiesta de fuego y tradición en acción de gracias por la cosecha de la aceituna.

A las 10 de la noche se saca en procesión la imagen de la Divina Pastora', en un recorrido por las intrincadas calles de Casarabonela, herencia de su pasado andalusí, que solo se iluminan a la luz de los candiles y los Rondeles. Los '''Rondeles''' son los capachos con los que se muele la aceituna en la prensa para obtener el aceite, estos impregnados de aceite y alpechín se enrollan sobre sí mismos y alzados en palos se  prenden de  fuego a las puertas de la Ermita de la Veracruz.

Portados por los Rondeleros iluminarán el camino de la Virgen hasta la Iglesia de Santiago y acompañados por los villancicos centenarios de la Pastoral son el  inicio de la Navidad en Casarabonela.

Para hablar de los orígenes de esta fiesta nos remontamos a las fiestas de la antigüedad, cuando los ritos paganos celebraban el solsticio de invierno encendiendo fogatas para alimentar al Sol, las fiestas saturnales de los romanos o las que se hacían en honor al dios Baco, todos ellos son ritos que festejan el advenimiento del día esperado en el Sol acreciente su presencia en el cielo.

Los cristianos sacralizaron estos ritos, que reformados adoptaron la advocación de Santa Lucía y su relación con la luz,  "acorta las noches y alarga los días". Se tiene conocimiento de diversas festividades en toda Europa y el norte de África que relacionan el fuego con el agradecimiento a las deidades por la protección de las cosechas, la luz del Sol indispensable para la vida y el fuego como elemento purificador y de renacimiento.

Son muchas y muy variadas las teorías que intentan explicar este fenómeno. Lo que sí está fuera de toda duda es que, desde principios del siglo XVIII, el colectivo formado por los molineros de aceite llevaba en procesión sus capachos de esparto ardiendo en un sencillo acto de acción de gracias por la cosecha a la Divina Pastora.

Al principio los rondeles iban desplegados, siendo su combustión mucho más rápida. Este fue el motivo por el que, en 1974, se adoptó la costumbre de llevarlos enrollados, para así poder garantizar su duración. 

Después de la Guerra Civil, la fiesta no se celebró durante algunos años, siendo uno de los motivos el que, según alguno de sus detractores, tuviese un carácter más pagano que cristiano, por el hecho de que en la forma antigua de celebrarlo participasen mujeres que, como los hombres, también eran portadoras de rondeles.

La celebración resurgió nuevamente, aunque con modificaciones sustanciales en la década de 1970. Es a partir de esta época cuando va tomando cuerpo la idea de crear una asociación que no solamente mantuviera viva la tradición, sino que al mismo tiempo preparara, coordinara y organizara cada año la celebración.

El 5 de febrero de 1993 se crea la Asociación “Amigos de Los Rondeles” con el fin de conservar y promover la Fiesta. Conservando así mismo la tradicional Pastoral del pueblo y con ella las típicas y singulares castañuelas moriscas.

En 1999, la asociación y la corporación municipal llegaron a un acuerdo que posibilitó la restauración de la Ermita de la Veracruz, sede de la Virgen de la Pastora desde el año 2000, Sede Canónica de María Santísima del buen Pastor, Virgen de Los Rondeles.

Este año de nuevo a las 10 de la noche se encenderá una gran hoguera  frente a la Ermita de la Veracruz mientras empiezan los villancicos de las Pastorales. Tras la bendición del fuego, la persona elegida para dar el Toque de Honor encenderá el primer Rondel y dará comienzo la noche mágica de “Los Rondeles”.

Dos hileras de Rondeles iluminarán el camino de la Virgen hasta la Iglesia, pasando por las empinadas calles del pueblo, herencia de su pasado Andalusí. Pasando por lugares de estética excepcional como el Caño Álora, El Llanete o la Plaza de Casarabonela.

La Iglesia se queda pequeña para este momento en el que el pueblo de Casarabonela se vuelca con su fiesta más querida. El trono entra mientras las pastorales a los pies del altar mayor acompañan con sus cánticos el final de la procesión. El canto de la Salve, una antiquísima oración, será el final de la parte más formal.

La fiesta continúa en la Plaza con buñuelos, tostones de aceite y chocolate caliente, y se prolonga hasta el alba en un ambiente de hermandad  y cordialidad entre  moriscos y foráneos.

CASTELO - LUGO  - A QUEIMA DAS FACHAS

La fiesta de “A queima das Fachas” de Castelo en el municipio de Taboada (Ribeira Sacra Lucense) se celebra en la noche del 7 al 8 de septiembre. Con “A queima das Fachas” se abren las fiestas patronales de la parroquia de Castelo dedicadas a Santa María. Como prólogo a “A queima das Fachas” l@s vecin@s y amig@s celebran una cena de confraternidad en las inmediaciones del castro de Castelo. 

La quema se desarrolla en el castro de Castelo, dónde se celebra desde hace más de 2.000 años. Se trata de una tradición celta de la que no se tiene constancia escrita, pero sí se conoce que se mantuvo en época romana, hasta el punto de que sobrevivió hasta nuestros días. 

Simbología y fiesta   

“A queima das Fachas”, fiesta declarada de Interés Turístico de Galicia en octubre de 2008, encierra en sí toda la simbología druida: utiliza el fuego para quemar las fachas y el círculo y la planicie (sobre el castro de Castelo se disponen en círculo las Fachas). La función de la quema es lo que no está tan claro. Podría utilizarse como medio de comunicación con pueblos de alrededores, para dar a los habitantes del castro la posibilidad de ver por la noche cuando celebraban algún tipo de reunión y/o fiesta; o bien como ritual mágico-religioso. Lo que sí se sabe es que este rito mágico se mantiene inalterable desde hace milenios. 

Hoy, de lo que pueden estar seguros, es que asistir a “A queima das Fachas” es una viaje a nuestra cultura más ancestral, es un contacto íntimo de uno con el infinito desde el círculo de fuego, es vivir la sensación de que se está en el mundo desde hace miles de años y que no es la primera vez que asistimos al círculo de fuego, es permitirnos soñar y purificarnos, es oír como se queman las fachas y sólo ver fuego y estrellas, mientras el castro se divisa desde todos los pueblos de alrededores. 

Ésta es la vertiente espiritual de “A queima das Fachas”, aspecto indudable en la celebración, pero también es fiesta. Vecinos de Castelo y cientos de visitantes llegados de fuera se reúnen en el castro para asistir al encendido de cada una de las fachas, en cuanto se crea el círculo de fuego, comienza a sonar la música tradicional gallega, la expectación de la gente por ver cuál será la facha que más tarde se apague, la ambientación musical, la bienvenida a la noche, la fiesta,.... 

En el siguiente enlace pueden ver el manifiesto por el que solicitaba la declaración de “A queima das Fachas” como fiesta de Interés Turístico de Galicia http://www.lugopatrimonio.org/actividades.htm   

Los preparativos 

La jornada del día 7 es un día de intensa actividad para los vecinos de Castelo. Las Fachas están preparadas, en las casas, desde hace días y llega el momento de subirlas al castro y colocarlas. El castro, una fabulosa planicie en un alto, va recibiendo a las distintas fachas para las que se hace un agujero en el suelo, se entierra la base y con la ayuda de varias personas y suficiente habilidad se levanta la Facha y se asegura en tierra, así una tras una, hasta que todo la circunferencia del castro está rodeada de Fachas, allí permanecerán con la luz de media tarde esperando a que llegue la noche para irlas encendiendo una a una. 

Previo al día 7 hay que recoger los agucios e ir montando la Facha, actividad que se desarrolla en la vivienda de cada uno y en la que están encantados de participar los más jóvenes. 

Las Fachas 

Qué es una facha? Tradicionalmente este tipo de estructuras a las que después se les prende fuego reciben el nombre de fachós, pero en Castelo se utiliza, desde siempre, la palabra en femenino, Fachas. Las fachas son estructuras que pueden alcanzar los 8/9 metros de altura y que están hechas de madera y agucios. Se utiliza como base un tronco delgado (pero consistente) y recto y sobre él se van enlazando agucios, unos arbustos muy combustibles de alrededor de 1 metro con tallo liso y recto. Los agucios se recogen en julio y agosto, se dejan secar y después se van montando alrededor del tronco en sentido vertical, ensamblándose unos con otros, de manera que sólo veamos los extremos de los agucios en las partes inferior y superior de la facha.

Elaborar la Facha correctamente tiene su recompensa en la noche de la fiesta. Esa noche nuestros ojos buscarán la mejor Facha, la más alta y más gruesa (está bien que la Facha tenga un poco de barriga), seguro que ésa será la que más tarde en consumirse y será, por lo tanto, la mejor Facha.

SAHÚN - HUESCA - LES FALLES

Les falles de saúnc

23 de junio

Fiesta del fuego del solsticio de verano en el pirineo

Declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco (Nairobi 2015)

Desde tiempos muy remotos para la víspera de San Juan se voltean las Fallas en Sahún.

Los más ancianos del lugar recuerdan haber corrido las fallas de los dieciséis a los dieciocho años, desde el Foro de la “Arena”. Él último casado lo encendía y los chavales bajaban dos antorchas, una encendida sobre el hombro y la otra apagada. Cuando entraban en el pueblo prendían la falla apagada con la que tenían en el hombro, una vez en la plaza, volteaban las fallas por encima de su cabeza.

En la actualidad, unos diez días antes de la noche de San Juan, un grupo de vecinos de Sahún van al bosque a recoger la corteza del abedul, la dejan secar y después la colocan de forma plegada, en el extremo de un palo de avellano, y la atan con un alambre para que no se suelte. El último casado enciende un foro pequeño en el Pórtico de la Iglesia, y desde los más jóvenes a los más mayores, hombres y mujeres, descienden corriendo, con su falla quemando, hasta llegar a la Fontaneta. Una vez ahí voltean la falla por encima de la cabeza formando un anillo de fuego hasta que ésta se apaga. Y cuando en esta noche mágica se han quemado las fallas, se guardan los palos para colocarlos al día siguiente en el huerto, al lado de las judietas, para espantar el pulgón.

JARANDILLA DE LA VER - CÁCERES -  LOS ESCOBAZOS

HISTORIA DE LOS ESCOBAZOS

Al llegar la noche del 7 de Diciembre a la madrugada del 8, Jarandilla está en ascuas material y espiritualmente, pues las hogueras comienzan a encenderse desde el atardecer hasta pasadas las 12 y bien entrada la madrugada. En los sitios más estratégicos y en los anchurones de las calles arden inmensas llamaradas en honor de la Virgen de la Concepción. Y aún hubo tiempo en que desde lo alto de nuestra almena de la torre se encendía una gran hoguera. ¿Qué entiende Jarandilla por el título "Virgen de la Concepción y no de la Inmaculada" que es una expresión mucho más moderna.

El pueblo sencillo entiende que la virgen por ser llena de gracia no tuvo mancha de pecado y así lo expresa en sus cantos de algazaras y júbilo que con una música preciosa que sólo los de Jarandilla saben dar tono en estos bellos romances que bien pueden ser de finales del siglo XIV, por su música y letra: Virgen de la Concepción, Mañana será tu día, y subirás a los cielos, quién fuera en tu compañía. En estos primeros versos de ocho sílabas el pueblo mezcla maravillosamente las dos grandes fiestas de la Virgen de la Concepción y la subida a los cielos de 15 de agosto, pues termina diciendo:  Y subirás a los cielos, Quién fuera en tu compañía. La segunda estrofa tenemos que concluir que implícitamente se refiere a los cabreros y al pueblo sencillo que en aquellos remotos siglos habitaban junto a sus majadas en la que ahora es el Guijo de Santa Bárbara, Aldeanueva de la Vera y Losar de la Vera que no existían y por eso dicen: Toda la noche venimos, "roando" como un troncón, sólo por venirte a ver, Virgen de la Concepción. Y es evidente que sólo se puede "roar" cuesta abajo. Por lo que deducimos que la fiesta era de pastores y no de clérigos y gentes retorcidas.

Así los villancicos de Navidad, cuya palabra significa "canto de villanos", también fue una imposición del pueblo a la jerarquía de la Iglesia. Pues Jarandilla se adelantó en proclamar la fiesta en más de mil años a Roma que por el Papa Pío IX fue declarada la Inmaculada en el 1854 y por eso en la Pl. de España en Roma todos los años el Papa coloca un ramo de flores a los pies de la gran columna con la imagen de la Virgen. Reconociendo así Roma que España fue adelantada en esta devoción. Después, cambiando las coplas en un ritmo más rápido, pues los versos son ya de cinco sílabas y música de villancicos, se canta: Ardía la zarza,y la zarza ardía, y no se quemaba, la Virgen María. Recordemos que en esta expresión Jarandilla alude a la zarza que vio Moisés en el monte Oreb en el Sinaí que ardía y no se consumía y él extrañado se acercó a ella, desde donde le habló Dios. Luego repitiendo otra vez la alusión a la zarza, se canta: Ardía la zarza, y la zarza ardió, la Virgen María, doncella y parió. Volviendo de nuevo a mezclar el dogma de la Inmaculada con el de la virginidad. Y en un tono como jocoso y de burla se autopreguntan los jarandillanos: ¿Cómo pudo ser? ¿Cómo pudo ser? Aquél que lo hizo, bien lo supo hacer.

En esta última expresión Jarandilla reconoce la omnipotencia de Dios y sin dar explicaciones a la opinión de los contrarios que preguntan cómo una mujer puede ser Virgen y Madre, flor y fruto al mismo tiempo. Ellos concluyen sin dar razones y cierran así la boca y la cuestión. Ya en el siglo XIV se encendió la disputa sobre la Inmaculada Concepción entre los franciscanos y dominicos, estos primeros defensores de la Inmaculada y los otros, que si no lo negaban sí combatían que en pueblo se celebrara esta fiesta y el mismo Santo Tomás de Aquino afirmó que no era lícito celebrar dicha fiesta pues aunque él no la negaba, como buen fraile se sometía a la Jerarquía de Roma, que todavía no había declarado nada al respecto y se dice en la Sorbona, universidad de París, que era la más célebre del mundo, el fraile franciscano y escocés, Dum Scoto hizo esta proposición ante una gran asamblea de obispos y cardenales. ¿Podía Dios hacer una Madre Inmaculada? Y le contestaron que sí. ¿Convenía que fuera Inmaculada? Y también contestaron afirmativamente, pero titubeando. Y el glorioso franciscano contestó concluyendo, lógicamente.

Entonces si pudo Dios hacerla Inmaculada y convino que fuera Inmaculada, luego la hizo Inmaculada. Frase que ha quedado acuñada en latín "Pouit, Decuit, Ergo, Fecit". ¿Quién no ve en esta expresión lapidaria y de disputa del siglo XIV una relación exacta con lo que canta Jarandilla cuando dice: ¿Cómo pudo ser? ¿Cómo pudo ser?, aquel que lo hizo, bien lo supo hacer. Además de estas razones de un valor histórico de siglos Jarandilla recibió una influencia, aunque prestada de los árabes que tuvieron su barrio propio en el llamado "La Moraleja", hoy situado al suroeste de la población, pues Mahoma de pequeño fue educado e iniciado en la religión por un monje cristiano de Siria y en tradición musulmana se dice que Mahoma, huérfano de padre, guardando los ganados con su primo Almotací, el Arcángel Gabriel derribó al niño y sacándole el corazón, le limpió la mancha negra que tenemos todo mortal, excepto Jesús y Mirian (o María) y, en efecto, Jarandilla canta así diciendo: Iban caminando, tres por la Chorrera, hasta que llegaron, a la Moraleja. Y con estas razones creemos que están perfectamente probadas las raíces históricas y con profundidad de siglos en lo que Jarandilla canta y celebra la NOCHE DE LOS ESCOBAZOS.

D. FRANCISCO TIMÓN Y TIMÓ

MAYORGA - VALLADOLID -  EL CUBO - EL VÍTOR

La “quema del cubo” es otra singular tradición de Mayorga en la que el fuego también forma parte del espectáculo. Se celebra a las diez de la noche durante la verbena del día 26 de septiembre, víspera del día grande.

EL VÍTOR

Corren los días del año 1752. Es  finales de septiembre. Entra la noche porque los días ya son cortos. Por caminos de polvo y piedra avanza la comitiva que porta las reliquias de Santo Toribio Alfonso Mogrovejo, traídas desde la lejana Lima. A las afueras del pueblo los vecinos salen a su encuentro con antorchas encendidas por que esperan con impaciencia las reliquias de su “hijo” predilecto.

Siglos después cada 27 de septiembre cientos de mayorganos portando largos varales de los que penden pellejos de vino, que una vez prendidos empiezan derramar pez ardiente, rememoran aquel suceso en la procesión cívica del Vitor.

La procesión se abre desde la ermita a las 22:00 h. con los pellejos ardientes, después va el Vitor escoltado por los mayordomos de la Congregación que portan las Insignias, y por último, la música y todo la gente que baila y canta hasta llegar a la Plaza de España. El Vitor sube al balcón del ayuntamiento, se lleva a cabo la quema de los fuegos artificiales y es entonado el himno al patrón por todos los mayorganos de rodillas. Continua la procesión por varias calles. A las cuatro de la mañana entra el Vitor en la ermita del patrón donde se canta la Salve  y el Himno a Santo Toribio  antes de que finalice una procesión que está declarada de Interés Turístico Nacional.

NAVA DEL REY - VALLADOLID - VIRGEN DE LOS PEGOTES

VIRGEN DE LOS PEGOTES: BAJADA Y SUBIDA DE NTRA. SRA. DE LA CONCEPCIÓN. NAVA DEL REY (VALLADOLID). (30 de noviembre y 8 de diciembre).

DECLADARA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL.

Las primeras referencias a Ntra. Sra. de la Concepción nos trasladan a mediados del siglo XVI, fecha en la que se construye la homónima ermita en el Pico Zarcero y donde poco después se asentará el convento de San Agustín. Posteriormente, tras abandonar la ermita los agustinos, el templo retomará el culto público a la Virgen bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Cuesta o del Pico Zarcero, aumentando su devoción durante el siglo XVII con numerosas rogativas para encomendar las cosechas a la voluntad mariana; devoción que culmina en el año 1745 cuando el Ayuntamiento le vota por Patrona y acuerda celebrar perpetuamente un novenario en su honor del 30 de noviembre al 8 de diciembre, descendiendo a la imagen hasta la parroquia en solemne procesión. La leyenda cuenta que momentos antes de esta primera celebración se declaró una tormenta que obligó a retrasar la procesión e iluminar artificialmente el trayecto con hogueras y antorchas o pegotes, de donde surge el apelativo de Virgen de los Pegotes. El resultado fue tan vistoso que el fuego perdurará en las calles de Nava del Rey a lo largo de los siglos, de ayer a hoy.

Inicialmente, la Virgen descendía en andas o carruajes cedidos por los vecinos, hasta que en 1893 se fabricó ex profeso el actual coche de caballos - costeado por la familia Pino Rodríguez- que es tirado por mulas, animal habitual en los quehaceres agrícolas de Nava del Rey. El ganado es sabiamente conducido por un grupo de muleros que retan a la gélida noche con ponche y vino añejo -ofrecido por los vecinos-. Además, es habitual que fumen puros - obsequio del Ayuntamiento desde el siglo XIX- y que luzcan un pañuelo en la cabeza para protegerse de las flamantes morceñas. Dentro del coche, igual que en centurias pasadas, la Patrona es escoltada por el párroco, el alcalde y un descendiente del donante.

‘La Bajada’ se celebra en la noche del 30 de noviembre cuando la Virgen recorre el trayecto desde la ermita del Pico Zarcero hasta la Parroquia de los Santos Juanes, alentada por incesantes vítores o vivas: ¡Viva la Pura y sin Mancha!, ¡Viva la Estrella de la mañana! o ¡Viva la Rosa de Jericó!

‘La Subida’ tiene lugar el día 8 de diciembre al finalizar el novenario, cuando la Hermandad Hijas de María engalana a la Virgen con mantos y joyas para comenzar la procesión de regreso hacia la ermita. Durante el recorrido, la comitiva efectúa diferentes pausas para que los fieles dediquen sus mejores piropos a la Patrona. En la calle Manuel Salvador Carmona el fuego se acompasa al ritmo de la campana conventual de las Terciarias Franciscanas; mientras, los vecinos se agrupan en hogueras para contrarrestar el frío. A la salida del casco urbano la comitiva se detendrá nuevamente para que el párroco dirija una breve alocución antes de cantar la Salve.

A partir de aquí, el discurrir procesional se aligera hacia la Pico Zarcero por la pedregosa cañada de Valdego, disparándose el fervor con la llegada a la ermita, donde el eco de los vivas es más sonoro. Después, la imagen es colocada en el altar mayor para que los fieles entonen su himno, compuesto en 1959. Antiguamente, existía la costumbre de aprovechar las brasas de las hogueras para asar castañas, de donde nace la advocación de Virgen de las Castañas. Rememorando esta práctica, tanto La Bajada como La Subida finalizan en la Casa de Cultura de la localidad con una degustación de productos típicos y castañas asadas, ambientada con música y bailes tradicionales.

SAN ESTEBAN DEL VALLE - ÁVILA - EL VÍTOR

Se remonta a 1601, cuando Fray Juan Pobre de Zamora, testigo del martirio del Santo, vino a dar la noticia a la familia. Cuando llegó a la casa natal de San Pedro Bautista, comenzó a lanzar vítores a la casa, a los padres y al Santo y a relatar los hechos del martirio. Así lo fue haciendo plaza por plaza a los habitantes de la localidad, los cuales se iban uniendo en cada una de ellas tanto gente a pie como los que venían a caballo de realizar las labores del campo.  Con la falta de iluminación en la época, la única forma de alumbrar el recorrido era mediante antorchas y luminarias colocadas en las plazas y cotanos donde se hacían las paradas para contar la vida y martirio de San Pedro Bautista. Actualmente, en cada una de estas paradas, la forma de contar estos hechos es mediante décimas o composiciones poéticas. Las antorchas se hacían con teas y las luminarias originariamente eran maderas o banastas a modo de hogueras, que con el tiempo fueron derivando en pebeteros donde se quema el sarro (mezcla de resina y aguijúos u hojas de pino solidificada procedente de la producción resinera de la localidad) que le da un aroma característico al humo de la combustión que inunda las calles y el ambiente. La iluminación, como antaño, sigue teniendo mucha importancia en la celebración del Vítor a San Pedro Bautista, ya que va acompañando en todo momento el recorrido completo, y hasta que no termina completamente la celebración , no se apagan las antorchas. Para ilustrar a la población, Fray Juan Pobre se colocó un pañuelo en la frente a modo de samurai, costumbre que aún hoy los que acompañan al Vítor sigue manteniendo. Una vez completada la vuelta al pueblo, se realiza una especie de carrera de caballos a galope tendido hasta la iglesia, donde se recitan más décimas y se reza por los cofrades y familiares difuntos. Una vez de vuelta al centro del pueblo, se procede a clavar el Vítor, que se realizará mediante subasta pública a la cual sólo pueden optar los bautizados en la pila donde lo hizo el Santo. En invierno se clava en la capilla del Santo y en verano en la casa de los mayordomos.

- Declaración de interés turístico: Fiesta de interés Turístico Regional desde el 28 de febrero de 1991

VILELOS -  LUGO - FOLIÓN DAS FACHAS

Fiesta de tradicción castrexa, con muchos años de antigüedad y un gran interés cultural por ser uno de los pocos sitios de Galicia donde se conserva el folión “de véspera” como tal, para anunciar que darán comienzo las fiestas parroquiales. Un ritual de fuego y música que durará hasta bien entrada la madrugada.

También se hacen fachas más pequeñas que son las encargadas de iluminar la procesión que hacemos a la corona del Castro de A Besta, un lugar de la parroquia de Vilelos. Desde éste se avisa a todas las parroquias cercanas de que vamos a estar de fiesta, desde nuestro castro se pueden ver al menos otros 7, de parroquias vecinas. Según cuentan nuestros antepasados esta procesión pagana, se hacía como ofrenda a los Dioses por las buenas cosechas. Una fiesta llena de momentos inolvidables y mágicos.

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919