Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, jueves, 12 de febrero de 2015lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

12

feb

2015

El Plan Impulso desarrolla 5.125 actuaciones en materia de empleo y emprendimiento en nuestra provincia durante los años 2013 y 2014.

•Entre las novedades para 2015 destacan una línea de apoyo a mujeres autónomas embarazadas, la puesta en marcha de un Plan de Empleo Juvenil y nuevos programas destinados a potenciar la modernización e innovación de autónomos y pymes.
•La Diputación de Valladolid invierte en este mandato 5 millones de euros en materia de empleo para potenciar el espíritu emprendedor, mejorar la formación de autónomos y jóvenes, garantizar la financiación de proyectos viables, y fomentar la innovación y la internacionalización de nuestras empresas.
•Jesús Julio Carnero asegura que “estamos contribuyendo a acorralar a la crisis económica buscando las sinergias que ofrece la colaboración público – privada para facilitar el apoyo a los emprendedores de nuestro mundo rural, únicos capaces de generar crecimiento y empleo en nuestros pueblos”.

(ÍSCAR, 12 DE FEBRERO DE 2015).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha presentado hoy las novedades 2015 del Plan Impulso a representantes de 15 asociaciones empresariales de la provincia. Entre los asistentes, destaca la presencia del presidente de la Balance de Actuaciones del Plan ImpulsoCámara de Comercio e Industria, Carlos Villar, el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, la presidenta de ATA Castilla y León, Soraya Mayo, así como la presidenta de la Asociación de Empresarios de Íscar, Marta Cabrero.

En su intervención, el presidente de la Diputación ha destacado que “la dinamización económica y la creación de empleo ha sido una preocupación permanente de este equipo de gobierno, ya que la crisis económica ha puesto de manifiesto que la creación de empresas, la competitividad de éstas y el emprendimiento son una de las principales herramientas para superar la crisis y para la creación de riqueza y de empleo, prioridad absoluta de todas las administraciones públicas”.

Jesús Julio Carnero ha destacado en este sentido que “con ese objetivo, para acorralar a la crisis, pusimos en marcha en 2013 el Plan Impulso, un plan de estímulo y de apoyo a empresas y emprendedores,  así como de mejora de la competitividad empresarial. Un plan dinámico y abierto, que apuesta por la colaboración público-privada, que atiende las demandas y necesidades reales de las empresas y de los emprendedores de nuestro mundo rural”.

Tras señalar que nuestra provincia tiene grandes oportunidades, ha destacado que “el esfuerzo de todos está contribuyendo a que poco a poco se vayan mejorando los datos, como demuestra el descenso del paro entre  enero de 2013 y enero de 2015 en un 10,57%, o el incremento en más de 3.000 afiliaciones a la Seguridad Social en ese mismo período”. 

Unos datos a los que “sin duda, ha contribuido el Plan Impulso, en el que la Diputación invertirá en este mandato 5 millones de euros, que se distribuyen entre los cinco pilares básicos en los que se asienta: fomento y estímulo del espíritu emprendedor, formación, financiación, innovación e internacionalización”.

FOMENTO Y ESTÍMULO DEL ESPÍRITU EMPRENDEDOR

El presidente de la Diputación ha recordado que “una de las primeras acciones que abordamos con el Plan Impulso fue la de estimular el espíritu emprendedor mediante ayudas directas a los emprendedores, microempresas y autónomos, que apuestan por nuestro mundo rural para desarrollar nuevos proyectos empresariales”.

En este sentido, se ha actuado en una doble línea: Por un lado,  apoyando a las microempresas y autónomos para la contratación de desempleados mayores de 45 años empadronados en municipios de la provincia de menos de 20.000 habitantes. Por otro, con ayudas directas a nuevos emprendedores para financiar tanto su alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Colegio Profesional al que estén adscritos como las inversiones en inmovilizado material para el desarrollo de la actividad.

Hasta hoy se han presentado 870 solicitudes en 5 convocatorias (dos en 2013 y tres en 2014, el plazo de presentación de solicitudes de la última finalizaba el pasado 9 de enero) por un importe total de 1.690.000 euros. De ellas, 49 solicitudes corresponden a la línea de contratación y 821 a la de autoempleo. Más del 41 % de las solicitudes han sido formuladas por mujeres.

De las solicitudes presentadas se han estimado hasta este momento 631, 32 correspondientes a la línea 1 y 599 a la línea 2. La próxima Junta de Gobierno resolverá 166 solicitudes pendientes.

Por otra parte, la Diputación de Valladolid estimula la iniciativa emprendedora entre los jóvenes con iniciativas como el Programa Infórmate para Emprender, en el que han participado 670 jóvenes, o el Concurso de Emprendedores dirigido a alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Ciclos Formativos de Formación Profesional.

FORMACIÓN Y ASESORAMIENTO A EMPRENDEDORES

Balance de Actuaciones del Plan ImpulsoJesús Julio Carnero ha incidido en que “otro de los aspectos en los que hemos venido trabajando es el de la formación y el asesoramiento, dado que son aspectos clave para el desarrollo y la consolidación de cualquier iniciativa emprendedora o actividad empresarial. Un trabajo en el que hemos buscado la colaboración de diversas entidades”.

En concreto, con la Asociación de Emprendedores y Autónomos Rurales (Red Talento), la Fundación Michelin Desarrollo y seis municipios de la provincia se ha puesto en marcha el Programa Autónomos en Prácticas. En él han participado 27 personas que han adquirido capacidades emprendedoras, combinando formación teórica y práctica y visitas a empresas, hasta completar un total de 100 horas. A esta iniciativa se destinarán este mandato un total de 30.000 euros.

La Diputación suscribió en julio de 2014 un convenio con la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATA) para complementar los programas de empleo de la Diputación. El objetivo es mejorar la capacitación de los nuevos emprendedores surgidos de las ayudas promovidas por la propia Diputación de Valladolid. Para ello, se llevan a cabo, por un lado, acciones formativas y, por otro, un asesoramiento especializado en materias relativas a  sus negocios que permiten mejorar la competitividad de sus actividades empresariales. Se han desarrollado un total de 8 cursos en los que han participado 72 emprendedores, que además han recibido 100 horas de tutorización individualizada a cargo de ATA. A esa acción, que se prolongará durante 2015, se destinarán durante este mandato 20.000 euros.

En junio de 2014 la Diputación de Valladolid y la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) suscribían un convenio para la puesta en marcha del Proyecto Transnacional para Jóvenes Desempleados, con el objetivo de mejorar la empleabilidad y las posibilidades de inserción laboral de los jóvenes desempleados de nuestra provincia a través de prácticas laborales en Alemania. En este han participado 24 jóvenes de entre 18 y 30 años, el 50% mujeres, procedentes de 12 municipios de la provincia, y que fueron seleccionados de entre un total de 350 solicitudes. De ellos, 4 están trabajando (2 en Alemania y 2 en España), 2 están realizando prácticas en empresas, 9 han decidido continuar ampliando su formación y 9 están en búsqueda activa de empleo. A esta iniciativa, que tendrá continuidad en 2015,  se destinan en este mandato 200.000 euros.

Asimismo, la Diputación de Valladolid está desarrollando en colaboración con el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL) 8 programas de formación para el empleo a través. 5 de ellos se han desarrollado en el período 2011-2014, con la participación de 120 personas, y en 2015 se desarrollarán tres nuevos programas en los que participarán 50 personas más. En total, al final de esta legislatura habrán participado en estos programas 170 personas con una inversión de 3.378.662 euros, de los que la Diputación de Valladolid aporta 971.236 euros.

En el ámbito de la orientación y asesoramiento debemos destacar la labor desarrollada por los 10 Técnicos de Dinamización Económica y de Creación de Empresas en el Ámbito Rural, que forman parte de un programa desarrollado en colaboración con el ECyL. Desde el año 2013 los Técnicos han realizado 838 actuaciones de acompañamiento técnico a emprendedores, han realizado 610 actuaciones de orientación, tutorización y formación de desempleados y 1.212 actuaciones de difusión e información de servicios y programas de ayudas. El coste de la actuación ascenderá, hasta junio de 2015, a 852.299 euros, de los que la Diputación de Valladolid aporta 331.299 euros.

APOYO A LA FINANCIACIÓN DE PROYECTOS

En su balance de las actuaciones realizadas dentro del Plan Impulso, Jesús Julio Carnero ha señalado que “otro de los pilares fundamentales es el de facilitar el acceso a la financiación a los autónomos y microempresas de nuestra provincia para el desarrollo de sus proyectos, centrándonos de manera especial en facilitar el acceso a la financiación de aquellas iniciativas económicamente viables pero que, debido a las circunstancias actuales, no pueden acceder al crédito”.

A tal efecto la Diputación de Valladolid e Iberaval suscribían en marzo de 2014 un convenio por el que la Sociedad de Garantía Recíproca establecía una línea dotada de 2 millones de euros para atender las peticiones empresariales que se solicitaran durante 2014, mientras la Diputación de Valladolid aportaba 400.000 euros para reforzar la solvencia financiera de la Sociedad y compensar la insuficiencia de garantías de los proyectos presentados, con el compromiso de Iberaval de mantener viva esta línea de avales al menos hasta el 31 de diciembre de 2018. A esta iniciativa se han acogido 19 proyectos, con un crédito global de 1.012.000 euros.

Este convenio se ampliará en 2015 con una aportación de la Diputación de Valladolid de 140.000 euros, mientras que Iberaval asumirá el compromiso de habilitar una línea de 700.000 euros para atender las peticiones empresariales que se soliciten durante 2015.  

INNOVACIÓN PARA GANAR EN COMPETITIVIDAD

Otro de los elementos esenciales del Plan Impulso es la apuesta por la innovación, “para que nuestras empresas sean cada vez más eficientes, más competitivas, para que tengan capacidad de adelantarse a las circunstancias en un entorno cada vez más competitivo y globalizado”.

En este sentido, la Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, ponían en marcha en abril de 2013 el Programa Innocámaras, que comprende acciones individuales de apoyo a la innovación, transversales de difusión de la cultura de la innovación, horizontales de sensibilización, y de seguimiento y control del programa.

Esta actuación se articula en dos fases: una primera de Diagnóstico para conocer el nivel de competitividad de la empresa en su entorno económico y de mercado, y una segunda de Apoyo a la Innovación, en la que un asesor especialista guiará a la empresa en la puesta en práctica de las recomendaciones en materia de innovación identificadas en la fase I.

Hasta este momento han participado en el Programa Innocámaras 97 empresas. De ellas, 90 han concluido la Fase I de Diagnóstico asistido a la innovación, y 65 han accedido a la fase II de Plan de Apoyo a la Innovación, de las que 32 están desarrollando el Plan y 33 ya lo han finalizado. El convenio tiene una duración plurianual, hasta el 31 de diciembre de 2015 y ha movilizado 1.098.040 euros de los que un 80% viene financiado por los fondos FEDER. La Diputación de Valladolid ha aportado 97.208 euros y el resto lo han aportado las propias empresas participantes en concepto de cofinanciación privada no elegible (122.400 euros).

INTERNACIONALIZACIÓN. GANAR NUEVOS MERCADOS

El último de los pilares del Plan Impulso es, en palabras de Jesús Julio Carnero “el apoyo a la internacionalización, que junto a la innovación son elementos clave para impulsar el crecimiento y la competitividad de nuestras empresas. Porque para internacionalizarse hay que definir y conocer las claves del éxito, entre las que se encuentran la especialización y la diferenciación, la adaptación a los nuevos mercados, el conocimiento y la formación, y todo ello  requiere innovación. Por ello, internacionalización e innovación deben ir juntas y potenciarse”.

Así, la Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, han puesto en marcha el Programa de Internacionalización de Empresas, con el objetivo de crear las condiciones favorables para que las empresas de nuestra provincia puedan exportar y tener más activamente acceso a mercados internacionales, y que se ha desarrollado en tres ámbitos:

En el ámbito de la información y consultoría se ha atendido a 462 empresas, de ellas 448 empresas en asesoría básica y 14 en consultoría a medida, un asesoramiento más personalizado que tiene en cuenta la realidad de los mercados y de las empresas.

En el ámbito de la formación se han realizado un total de 17 cursos,  7 de formación en idiomas y 10 dedicados a especificidades del comercio exterior (incoterms, transporte internacional, medios de cobro y pago, marketing, aduanas y contratación)

En el ámbito de la promoción se ha realizado 4 misiones inversas, dedicadas a los sectores del turismo, el vino, la agroalimentación y la madera y el mueble, en los que han participado un total de 71 importadores extranjeros y 124 empresas de nuestra provincia. En este ámbito se incluyen también las acciones comerciales en destino, que han atendido a un total de 15 empresas, así como los primeros pasos para constituir un consorcio a la exportación, formado inicialmente como agrupación temporal de empresas, en las que participan 4 empresas que quieren comercializar sus productos en Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Japón y México.

El Programa de Internacionalización de Empresas está dotado con 350.400 euros, de los que la Diputación aporta 300.000 euros. Se prorrogará en 2015 con idéntica aportación por parte de la Diputación de Valladolid.

PLAN IMPULSO. NOVEDADES 2015

En la reunión mantenida con las asociaciones empresariales de la provincia, la Diputación de Valladolid ha presentado las novedades que va a incorporar el Plan Impulso a lo largo de 2015 “buscando dar respuestas a las necesidades reales de las empresas y los emprendedores de nuestro mundo rural”.

Así, se van a crear dos nuevas líneas de apoyo dentro de las Ayudas al Estímulo Emprendedor que se suman a las dos existentes. Por un lado, una ayuda de 4.000 euros destinada a las mujeres autónomas embarazadas para facilitar su sustitución durante su baja maternal. La contratación de la persona sustituta deberá efectuarse por un período mínimo de 8 meses (desde cuatro meses antes del parto, adopción o acogimiento hasta 16 semanas después). Por otro lado, se abre una nueva línea de ayudas dirigida a incentivar con 2.000 euros la contratación de un primer trabajador por parte de los trabajadores autónomos (Proyecto 1+1), sin restricciones de edad. Estas dos nuevas líneas dan lugar a un incremento del 28,21% de la dotación presupuestaria destinada a las ayudas a Micropymes y Autónomos, que se elevan hasta los 500.000 euros.

En el capítulo de formación, destaca la puesta en marcha, en colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, de un nuevo Programa Integral de Cualificación y Empleo Juvenil, que busca incrementar las posibilidades de empleo de los jóvenes menores de 25 años de nuestra provincia, apostando por la formación y por la inserción laboral. La Diputación aportará 100.000 euros, que se unirán a otros 600.000 euros que llegarán a través de Fondos Europeos, para contribuir a que todos los jóvenes menores de 25 años reciban una oferta de empleo, educación continua, formación de aprendiz o periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses tras acabar la educación formal o quedar desempleados. Todo ello, haciendo partícipe al sector empresarial de nuestra provincia que se verá muy beneficiado tanto por la contratación como por la formación.

Para ello, el programa además de seleccionar a los jóvenes participantes, realiza una labor de captación de empresas de la provincia que tengan necesidad de contratación para insertar a estos jóvenes que se están formando con el objetivo de alcanzar más de un 38% de inserción. Para ello se plantean prácticas no laborales en empresas, acompañamiento/visita a empresas, ayuda a la creación de empresas e incentivos a las empresas por la contratación.

En el área de la innovación, se van a poner en marcha cuatro nuevas acciones a disposición de autónomos, pymes, microempresas de nuestra provincia. En este sentido, el pasado 31 de enero se ha convocado una nueva línea de ayudas dirigida a los trabajadores autónomos y micropymes, dotada con 100.000 euros,  para apoyarles en la creación de páginas web, mejorar su posicionamiento en internet y crear una estrategia de comunicación de redes sociales. El importe subvencionable es del 80% del gasto realizado, hasta un máximo de 400 euros. El plazo de solicitud está abierto y finaliza el 30 de mayo de 2015.

Próximamente se convocará una nueva línea de ayudas, dotada también con 100.000 euros, para apoyar proyectos de innovación de  autónomos,  pymes y microempresas,  financiando hasta el 25% de la inversión para hacer posible la instalación en nuestra provincia de nuevos centros productivos innovadores que aporten un plus de competitividad frente a las estrategias tradicionales.

Asimismo, se abren dos nuevas líneas de colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid. Una para la reducción de costes y mejora de los ratios de eficacia y productividad de las pymes y micropymes, preferentemente del sector agralimentario, con la  implantación de la metodología LEAN como herramienta competitiva, mejorando la calidad y reduciendo el tiempo de producción y el coste para la empresa. La medida supondrá establecer una línea de actuación de 230.000 euros, financiados al 50% por fondos FEDER y por la Diputación de Valladolid, que aportará 115.000 euros.

Por otro lado, se buscará mejorar la rentabilidad de las empresas de la provincia con la implantación del Programa TIC Cámaras. Es un Plan de desarrollo tecnológico que pretende mejorar la competitividad y la innovación en la pyme y la micropyme, mediante mejoras en la gestión de su empresa, desarrollo del comercio electrónico, desarrollo de entornos web, marketing online y  redes sociales. El presupuesto de esta acción es de 200.000 euros, financiados al 50% por fondos FEDER y por la Diputación de Valladolid, que aportará 100.000 euros.

Por último, en colaboración con Fiare Castilla y León, la Diputación va a crear un Fondo para el Emprendimiento Social en nuestra provincia, dotado inicialmente con 20.000 euros, para impulsar proyectos de autoempleo o de emprendimiento social. Se trata de prestar un apoyo financiero a aquellas personas que no pueden ofrecer garantías reales, pero que cuentan con el respaldo que procede de la confianza en la persona y en la viabilidad económica y financiera del proyecto. 

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919