Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, lunes, 20 de julio de 2015lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

20

jul

2015

La Diputación de Valladolid presenta un avance más en su lucha contra la exclusión social con una nueva línea que garantiza la alimentación básica diaria a 103 niños de 47 familias en situación de vulnerabilidad.

•Se trata de un programa excepcional que ofrecerá, hasta el 30 se septiembre y a través del Servicio de Comida a Domicilio, comida y cena diaria a los menores de 14 años que forman parte de familias a las que el cierre vacacional de los comedores escolares ocasiona un perjuicio para la correcta alimentación de sus hijos.
•Esta nueva acción es complementaria a las becas que la Diputación de Valladolid ha implementado este año en todos sus Campamentos de Verano, destinadas a niños de familias en riesgo de exclusión, y de las que se han beneficiado 14 niños.
•Jesús Julio Carnero ha recordado que “la Diputación de Valladolid ha reforzado en los últimos años su lucha contra la exclusión social, independientemente de la época del año y adaptando sus nuevas acciones a las necesidades de cada momento”.

(VALLADOLID, 20 DE JULIO DE 2015).- El presidente de la Diputación Provincial de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha anunciado hoy la puesta en marcha de un programa excepcional “que ofrece una solución normalizada a 103 niñas y niños menores de 14 años que forman parte de unidades familiares en situación de vulnerabilidad social y a las que el cierre de los comedores escolares a causa de las vacaciones de verano ocasiona un perjuicio para la correcta alimentación de sus hijos”.

Como ha explicado el presidente de la Diputación, “la idea surge como un complemento a las becas que la Institución provincial ha extendido este año a todos sus Campamentos de Verano, con el fin de ayudar a todas las familias en riesgo de vulnerabilidad, independientemente de la época en la que nos encontremos”. Tras analizar la situación a través de los 13 CEAS de la provincia, se ha detectado que el cierre de los comedores escolares por las vacaciones estivales genera una especial situación de necesidad que afecta a 103 niñas y niños de 47 familias residentes en 24 municipios distintos.

Jesús Julio Carnero ha señalado que “ante esta situación, hemos adaptado un recurso ya existente en los Servicios Sociales de la Diputación, el Servicio de Comida a Domicilio para personas mayores, para garantizar a estas familias las comidas y cenas de los menores de 14 años, desde hoy y hasta el próximo 30 de septiembre”. El número de menores atendidos podría incrementarse si los profesionales de los servicios sociales de proximidad de los CEAS detectaran nuevos casos.

La utilización del servicio de Comida a Domicilio, que en la actualidad presta atención a 190 personas mayores dependientes de la provincia, “permite dar una respuesta normalizada y flexible a los menores, sin soluciones estigmatizadoras, y permitiendo su alimentación dentro de su entorno familiar, lo que resulta fundamental para su adecuado desarrollo”.

Las familias recibirán las entregas tres días a la semana, en dos turnos diferentes (lunes, miércoles y viernes, o bien, martes, jueves y sábados, dependiendo del municipio de residencia), con una propuesta que permitirá atender las comidas y cenas de los menores de 14 años todos los días de la semana. Cada menú contará con primer plato, segundo plato, pan y postre.  Los menús están adecuados a sus necesidades particulares, tanto en lo referente a las distintas edades, como a aquellas especificidades que hayan manifestado sobre posibles menús especiales.

CAMPAMENTOS DE VERANO

Esta medida que hoy se inicia viene a complementar la iniciativa adoptada este año por la Diputación de Valladolid  de reservar el 10% de las plazas ofertadas en sus cuatro Campamentos de Verano para becar a niñas y niños integrantes de unidades familiares perceptoras de renta garantizada de ciudadanía o de alguna ayuda de emergencia social durante el año 2015, así como las familias que están recibiendo intervención activa del programa de apoyo a familias de la Diputación de Valladolid.

El objetivo es que los niños puedan participar en actividades comunitarias tan habituales y adecuadas a su desarrollo personal y social como los campamentos de verano que organiza la Diputación, independientemente de la situación económica de sus familias. Estos niños han tenido prioridad a la hora de contar con plaza en el campamento seleccionado.

En total, 14 niñas y niños han disfrutado de estas becas, tras decidir sus familias inscribirles en los campamentos. 9 de ellos ya han participado en el Campus de Baloncesto celebrado en Íscar entre el 24 y el 30 de junio y en el Campamento Multiaventura que se ha celebrado entre el 8 y el 14 de julio en la localidad asturiana de Colombres. A ellos se unirán 5 niñas y niños que van a participar tanto en el Campamento Aventura Ambiental que se va a celebrar en Hornillos de Eresma entre el 27 de julio y el 1 de agosto, como en el Campamento de Aventura en la Naturaleza de Matapozuelos entre el 2 y el 7 de agosto.

LUCHA CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

Jesús Julio Carnero ha recordado que “la lucha contra la exclusión social ha sido una línea de trabajo que la Diputación de Valladolid ha reforzado en los últimos cuatro años, abriendo nuevas líneas de ayuda con el único fin de proteger a los sectores más vulnerables de  nuestra provincia, independientemente de la época del año en la que nos encontremos, con una agilidad y una versatilidad que nos permiten adaptar nuestras acciones a las necesidades de cada momento”.

Un trabajo que se basa en las ayudas directas de la Diputación de Valladolid, especialmente las Ayudas de Emergencia Social, así como en la colaboración con otras entidades de fuerte implantación en la provincia, como es el caso de Cruz Roja, Cáritas o la Fundación Banco de Alimentos.

En lo que se refiere a las Ayudas de Emergencia Social, destaca su  incremento exponencial en los últimos años, pasando de 85 ayudas en 2012 a 691 ayudas en 2014. A fecha de 30 de junio, las ayudas concedidas en 2015 se elevan ya a 354.

Hay que recordar que estas ayudas de emergencia se dividen en cinco líneas. La primera de ellas, tradicional, está compuesta por las ayudas de carácter general destinadas a cubrir las necesidades básicas esenciales (alimentación, cuidados personales y alojamiento temporal en casos de urgencia social). A ella, se han unido en el pasado mandato nuevas líneas de actuación.

Así, en 2013 la Diputación de Valladolid puso en marcha una línea de ayudas para alimentación infantil, reforzando de este modo la lucha contra la malnutrición infantil y establecer unos criterios de concesión tendentes a evitar hábitos alimenticios poco saludables. En tercer lugar, ese mismo año se implementaba una línea de ayudas para combatir la pobreza energética de las familias más vulnerables de la provincia.

La cuarta línea se puso en marcha en 2014, destinada a facilitar la adquisición de material didáctico, con el fin de paliar las situaciones de exclusión social que pueden perjudicar la normal escolarización de los menores en educación primaria y secundaria. Esta línea se verá complementada este año 2015 con una convocatoria de subvenciones dirigida a las AMPAS de la provincia para la adquisición de material didáctico destinado a las familias más vulnerables para el curso 2015-2016.

Por último, en junio de este año se ha abierto una nueva línea de ayudas de emergencia para mujeres embarazadas, cumpliendo así el objetivo de la Diputación de Valladolid de conseguir la atención integral de las personas más vulnerables y de mejorar la calidad de vida en los municipios de nuestra provincia. El presupuesto inicial previsto para esta línea de actuación es de 16.000 euros.

Además de estas Ayudas de Emergencia Social, la Diputación ha implantado otro tipo de ayudas directas como la convocatoria para el curso 2014 – 2015 de una línea destinada a estudiantes universitarios con el fin evitar que tengan que dejar sus estudios por causas económicas. Las ayudas se destinan a compensar sus gastos de desplazamiento, residencia, matrícula y material didáctico y de ellas se han beneficiado a 26 jóvenes. Estas ayudas tendrán continuidad el próximo curso.

COLABORACIÓN CON CRUZ ROJA, CARITAS Y BANCO DE ALIMENTOS

Además de las Ayudas de Emergencia Social, la Diputación de Valladolid ha puesto en marcha otras iniciativas en colaboración con entidades de fuerte presencia en nuestra provincia. Destaca el mantenimiento desde 2013 de un convenio con Cáritas y Cruz Roja para la concesión de ayudas al alquiler a personas y familias en situación de desahucio, que hubieran perdido su vivienda habitual como consecuencia del impago de las cuotas establecidas en un préstamo hipotecario o en un contrato de alquiler de larga duración.

A ello hay que unir la permanente colaboración con la Fundación Banco de Alimentos. Por un lado en su tarea habitual de reparto de alimentos en la provincia, con especial atención a procurar una dieta completa y equilibrada, con aporte de productos frescos y perecederos para la población infantil. Por otro, colaborando con la Fundación para la consolidación de sus infraestructuras ante el incremento de su carga de trabajo de los últimos años.

 Por último, la Diputación de Valladolid tiene suscritos diferentes convenios que permiten la integración de colectivos tradicionalmente marginados: con la Fundación Secretariado Gitano para la promoción de actividades entre la población gitana de nuestra provincia; con el Ayuntamiento de Peñafiel para el desarrollo de programas orientados a modificar conductas discriminatorias y de integración social y cultural; con Cáritas y la Fundación Patronato San Lázaro de Mayorga para la gestión del albergue-vivienda de indomiciliados; y el contrato de mediación cultural para resolver problemas con la población inmigrante, prioritariamente con el colectivo rumano de etnia gitana y con el marroquí.

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919