Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, jueves, 9 de octubre de 2014lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

9

oct

2014

La Diputación de Valladolid acoge la exposición que conmemora el medio siglo de existencia del actual edificio del Seminario de Valladolid

Es la primera vez que el Seminario da a conocer sus fondos artísticos, con obras de Pedro de Ávila, Pedro de Sierra o Juan de Valmaseda, junto a joyas bibliográficas como el Manuscrito de Torquemada sobre la Virgen o el Nuevo Testamento de Erasmo.
El presidente de la Diputación destaca que por las aulas del Seminario “han pasado miles de jóvenes de nuestra provincia que han recibido una sólida formación en valores como la solidaridad, la responsabilidad, la amistad, el respeto, la tolerancia, la lealtad, la generosidad, el estudio, el esfuerzo y el gusto por el trabajo bien hecho”.

Inauguración de la exposición conmemorativa de los 50 años de historia del actual edificio del Seminario(VALLADOLID, 9 DE OCTUBRE DE 2014).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, acompañado del Vicario General de la Archidiócesis, Luis Argüello, y del rector del Seminario Diocesano de Valladolid, Aurelio García, ha inaugurado la exposición conmemorativa de los 50 años de historia del actual edificio de esta institución. La muestra, de la que es comisario Enrique García Martín, está instalada en el claustro del Patio del Palacio de Pimentel y se podrá visitar hasta el próximo 5 de noviembre.

En su intervención, el presidente de la Diputación ha señalado que “el Seminario es una las instituciones que más influencia ha ejercido en la vida social y cultural de nuestra provincia”. Asimismo ha recordado que “por las aulas del Seminario Menor han pasado a lo largo de su dilatada historia miles de jóvenes de nuestra provincia que han recibido una sólida formación en valores como la solidaridad, la responsabilidad, la amistad, el respeto, la tolerancia, la lealtad, la generosidad, el estudio, el esfuerzo y el gusto por el trabajo bien hecho; valores todos ellos muy necesarios en la sociedad actual”. Unos valores, ha añadido, “que proyectan en sus quehaceres diarios, ya sea en el ejercicio del sacerdocio o en los distintos ámbitos profesionales que cada uno de ellos, libremente, ha escogido”.

Por último, se ha referido a la importante dimensión artística, desconocida para el gran público, para concluir que “esta exposición va a hacer más visible y nos va a permitir a todos los vallisoletanos conocer la importante labor que ha desarrollado y desarrolla el Seminario en la vida cultural, artística y espiritual de nuestra provincia”.

50 AÑOS DEL EDIFICIO DEL SEMINARIO DIOCESANO

Inauguración de la exposición conmemorativa de los 50 años de historia del actual edificio del SeminarioLa exposición hace un recorrido fotográfico por las diversas sedes de la historia del Seminario Diocesano, además de ofrecer piezas de su patrimonio artístico que se muestran al público por primera vez. Se trata de esculturas y pinturas que nunca se han expuesto al público y que son utilizadas para el culto. Se trata de obras, entre otros autores, de Pedro de Ávila, Pedro de Sierra, Juan de Valmaseda o Antonio Vázquez. También hay obras que tienen un valor testimonial indudable, como el retrato del arzobispo García Goldáraz o la Virgen “Rescatada”.

Asimismo se incluye una mínima muestra de los manuscritos e incunables que forman parte de la biblioteca histórica del edificio. Se trata de piezas con un doble origen. Por un lado, gran parte de los libros provienen de conventos afectados por la desamortización; por otro lado, de legados de arzobispos y otros miembros del clero. Entre estos últimos destacan los legados del Cardenal Cos y de los arzobispos García Goldáraz y Delicado Baeza. Entre los fondos bibliográficos que se exponen pueden verse el Manuscrito de Torquemada sobre la Virgen y el Nuevo Testamento de Erasmo junto a libros científicos como la Obra Geográfica de Ptolomeo, el Tratado de Medicina Natural de Dioscórides y los Emblemas de Alciato (siglo XVII). También es una rareza bibliográfica la revista L’illustration, publicada entre 1843 y 1944.

Finalmente, dos paneles muestran fotografías del Seminario de Sanz y Forés y del proceso de construcción del edifico actual, que fue concebido como Colegio Mayor y su posterior reforma para Seminario.

En definitiva, la exposición comparte con el público el aspecto artístico y cultural que, a parte de la finalidad vocacional, el Seminario ha aportado a la provincia de Valladolid. Baste recordar que su fundación data del año 1595 y es, por tanto, el centro de estudios más antiguo de Valladolid. Un año después el primer obispo de Valladolid erige el seminario para 24 colegiales. Ocupaba un edificio contiguo a la Colegiata, del que no se tiene ninguna noticia. En la exposición figura el documento original de su fundación.

SEDES DEL SEMINARIO DE VALLADOLID

Son varias las sedes que el Seminario ha tenido a lo largo de su dilatad historia. El primer edificio conocido estaba situado en el número 25 de la antigua calle de la Obra, hoy Cascajares. Hay noticias de él entre los años 1832 y 1885. Disponía de habitaciones de colegiales y criados, rectorado, enfermería y juego de pelota. Destacaba la capilla con retablos de Elías Chicote que actualmente pueden verse en la Catedral. La falta de espacio originó el traslado. Las dependencias se transformaron en oficinas municipales, hasta que fue derribado para facilitar el trazado de la actual calle de López Gómez.

El 4 de noviembre de 1885 se inauguraba la nueva sede en la actual calle de Sanz y Forés. Obra del arquitecto Antonio Yturralde era un majestuoso edificio de tres plantas que se disponían en torno a tres patios formados por arcos de ladrillo sostenidos por pilares de piedra. Disponía de habitaciones, sala rectoral, sala de estudios, refectorio y biblioteca. Asimismo disponía de huerta y campos de deporte de tierra. Actualmente el solar donde se ubicaba el edificio está ocupado por el Hospital Clínico Universitario.

El 15 de octubre de 1957 era solemnemente inaugurado el Seminario Menor en la Rondilla de Santa Teresa, obra del arquitecto Luis de Vega y Samper y del aparejador Armando Corral San Martín. Consta de cinco plantas distribuidas en semisótano, planta baja, tres pisos más y ático. En 1970 se añaden aulas, laboratorios, biblioteca, sala de profesores, seminarios y zona de dirección. El descenso de vocaciones hizo que el edificio se abandonara en 1976 y en la actualidad alberga el IES Juan de Juni.

EL EDIFICIO ACTUAL

El actual edificio fue concebido en 1941 como Colegio Mayor Universitario Felipe II en un terreno de la Universidad de Valladolid denominado Ribera de Lecca. La primera piedra fue colocada el 2 de noviembre de ese año por el Ministro de Educación Ibáñez Martín. Con la obra a medio realizar, la Universidad pierde interés en el proyecto y la obra se paraliza durante siete años. Al proyectarse la construcción de un nuevo hospital en los terrenos que ocupaba el Seminario de Sanz y Forés, se realiza una permuta de terrenos el 24 de noviembre de 1961, de manera que lo que iba a ser Colegio Mayor se convierte en el proyecto del futuro Seminario.

El proyecto original fue diseñado por el arquitecto Constantino Candeira, aunque se reformó posteriormente por Isaías Paredes Sanz y Ángel Ríos Gómez, para adecuarse a las necesidades del Seminario. Su fachada, de aspecto escuarialense, presenta tres torreones. Ya en el interior, cuenta con semisótano, planta baja, entreplanta, 4 pisos y ático. Fue reformado en 1976 para acoger también las aulas del Seminario Menor.

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919