Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, miércoles, 15 de noviembre de 2017lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

15

nov

2017

La Diputación de Valladolid presenta para 2018-2019 los Planes Provinciales más comprometidos con el medio ambiente de su historia

•Jesús Julio Carnero afirma que el compromiso medioambiental se hace patente en la apuesta por la depuración de aguas, los proyectos de Smart Rural, la eliminación de amianto en instalaciones municipales, el ciclo integral del agua o la eficiencia energética”.
•Se pone en marcha un Plan Especial de Depuración, primando con una asignación de 2 millones de euros a las localidades de menos de 500 habitantes que apuesten por mejorar el vertido y la depuración de sus aguas.
•La convocatoria para el período 2018-2019 supera los 25,4 millones de euros, elimina la aportación municipal del 20% y, por primera vez, recoge el anticipo a los ayuntamientos del 50% de la aportación de la Diputación una vez adjudicado el contrato de obra.

(VALLADOLID, 15 DE NOVIEMBRE DE 2017).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha presentado hoy la nueva convocatoria bienal de los Planes Provinciales de Cooperación para el período 2017-2018, que previamente ha sido aprobada por la Comisión Informativa de Asistencia y Cooperación a Municipios celebrada en la mañana de hoy.

En su intervención, Jesús Julio Carnero ha señalado que “la Diputación de Valladolid, fiel a su compromiso con los ciudadanos y los municipios de la provincia, pone una vez más en marcha la convocatoria de los Planes Provinciales financiándolos, una vez más, en solitario y manteniendo el esfuerzo inversor, lo que nos convierte en la única administración que colabora con los ayuntamientos en la mejora y mantenimiento de  las infraestructuras y  equipamientos necesarios para nuestros pueblos, lo que se traduce en la mejora de las condiciones de vida de las personas que viven en ellos”.

Tras insistir en que “los Planes Provinciales son, sin ninguna duda, fundamentales para nuestro mundo rural y el principal instrumento de cooperación con nuestros municipios”, el presidente de la Diputación de Valladolid ha señalado que “la convocatoria 2018-2019 vuelve a ser bienal, y se eleva en esta ocasión hasta los 25.452.000 euros, lo que supone un ligero incremento con respecto a la convocatoria anterior”.

De esa cifra, 19 millones de euros están destinados a inversión, y a ellos hay que unir 2 millones de euros como cantidad complementaria reservada para la puesta en marcha de un Plan Especial de Depuración destinado a localidades de menos de 500 habitantes. Asimismo se destinan 200.000 euros a una cantidad complementaria reservada para inversión en los núcleos separados y otros 132.000 euros, también como cantidad complementaria reservada a las Entidades Locales menores. . La cifra total se completa con 4.120.000 euros destinados al mantenimiento de servicios.

De estas cantidades, 12.226.000 euros corresponden al presupuesto de 2018 y los 13.226.000 restantes se incluirán en el presupuesto de 2019. Los ayuntamientos tienen de plazo hasta el 15 de enero de 2018 para presentar sus correspondientes solicitudes.  

COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

El presidente de la Diputación ha destacado las principales novedades de la convocatoria, reseñando en primer lugar que “en esta convocatoria se ha tenido muy en cuenta las propuestas presentadas por los alcaldes de nuestra provincia, tanto por escrito como en la jornada informativa del pasado 13 de septiembre”.

Por otro lado, Jesús Julio carnero ha reseñado que “si algo define a estos Planes es que hemos apostado por la defensa de nuestro medio ambiente como elemento esencial a la hora de primar las diferentes actuaciones. Por ello, en primer lugar, se prima de manera especial la depuración de las aguas residuales, poniendo en marcha una asignación complementaria de 2 millones de euros, divididos en dos anualidades, para las localidades de hasta 500 habitantes cuyo tratamiento de depuración no sea adecuado según la Confederación Hidrográfica del Duero y que soliciten la realización de obras relativas a vertido  y depuración.

La cantidad complementaria se determinará, teniendo en cuenta las solicitudes presentadas, los datos de la Encuesta de Infraestructura y Equipamiento Local y los resultados orientativos del estudio de la situación del ciclo integral del agua para este tipo de obras realizado por la Diputación. En principio, los municipios  recibirán un fijo de 100 euros por habitante, pero en ningún caso la cantidad complementaria  podrá superar el 100% de la inversión aprobada ni la inversión total asignada a cada municipio para las obras de vertido y depuración podrá superar la cantidad prevista en el estudio elaborado por la Diputación.

Si existiese un sobrante sobre la cantidad complementaria total, se distribuirá en función de la población entre los que hayan solicitado alguna obra de vertido y depuración, y que no hayan superado los límites anteriormente indicados. Si aún así no se agotase el crédito total disponible, el sobrante se distribuirá en función de la población entre todos los municipios que hayan solicitado con cargo a su módulo una obra del Ciclo Integral del Agua, con el límite del 100 % de la inversión aprobada en el Plan para esta obra con cargo a su módulo de inversión.

Estas obras tendrán una aportación municipal del 5% y los proyectos se subvencionarán hasta el 70%. Además, sobre la cantidad complementaria asignada, los ayuntamientos también aportarán el 5%.

Por otro lado, se introducen dos nuevas líneas de actuación prioritarias   subvencionables: las actuaciones de implantación y mejora de proyectos de Smart Rural aplicados a los servicios públicos municipales, y la eliminación del amianto en edificios e instalaciones municipales. Estas obras también contarán con una aportación municipal del 5%.

MAYOR FLEXIBILIDAD Y OTRAS NOVEDADES

Se mantiene la tendencia iniciada en los últimos años de dotar de mayor flexibilidad a los ayuntamientos a la hora de elegir sus inversiones y de reducir las aportaciones municipales. En este sentido, desaparece la aportación del 20%, financiándose a partir de ahora al 10% el suministro de equipamiento para edificios, instalaciones y servicios municipales y al 5% el suministro de equipamiento para procesos de información. También se reducen del 15% al 10% las aportaciones en obras destinadas a parques públicos y a la rehabilitación y mejora de edificios municipales administrativos de uso cultural, educativo, de convivencia y pabellones deportivos. Pir último, baja del 10% al 5% la aportación de obras destinadas a la rehabilitación y mejora de los consultorios médicos.

Asimismo, se incorpora una financiación complementaria y específica para las Entidades Locales Menores, como la destinada desde la pasada convocatoria a los núcleos de población agregados.

Por último, se fija un anticipo del 50% de la aportación de la Diputación a los Ayuntamientos, una vez adjudicado el contrato de obras. Hasta ahora se pagaba previa certificación de las ejecuciones de obra.

MÓDULOS DE INVERSIÓN Y GASTO CORRIENTE

La convocatoria mantiene las cantidades destinadas a los módulos de inversión que reciben tanto los municipios como las entidades locales menores y los núcleos separados de población.

Así, todos los municipios tienen un fijo de 24.000 euros, a los que hay que sumar 74 euros por habitante. Las entidades locales menores recibirán un total de 18.000 euros y los núcleos separados la cantidad de 10.000 euros.

Asimismo, los núcleos separados contarán con una cantidad complementaria que se determinará con un fijo de 7.000 euros a los que se sumarán 74 euros por habitante. Por su parte, las Entidades Locales Menores contarán con un fijo de 6.000 euros que se incrementarán con una aportación de 74 euros por habitante. En ambos casos, la aportación municipal estará vinculada a la tipología de la obra realizada y seguirá los criterios generales.

Como es habitual, en esta convocatoria se mantiene la posibilidad de que los ayuntamientos destinen una parte del módulo de inversión al suministro de equipamiento en edificios o instalaciones municipales, con la limitación de que esta cantidad no podrá ser superior a la que les corresponda para gastos de mantenimiento, si bien y de manera excepcional, dicha cantidad podrá incrementarse en un 50% previa justificación.

Por otro lado, se mantienen los módulos de gasto corriente para el mantenimiento de servicios. Así, los municipios con menos de 300 habitantes recibirán 3.000 euros, los municipios de más de 300 habitantes percibirán una cantidad equivalente a 10 euros por habitante, las entidades locales recibirán 2.000 euros y, por último, los núcleos separados dispondrán de 1.500 euros. Los ayuntamientos pueden destinar el módulo que les corresponde de gastos de mantenimiento a inversión, en cuyo caso se aplicará a todo el módulo el porcentaje de aportación municipal teniendo en cuenta la inversión aprobada.

APORTACIONES MUNICIPALES

La aportación municipal será del 5% para las obras dedicadas al Ciclo Integral del Agua; las actuaciones de implantación y mejora de Smart Rural aplicado a los servicios públicos municipales; la eliminación del amianto en edificios e instalaciones municipales; las obras de mejora de la eficiencia y ahorro energético; las obras de rehabilitación y mejora en consultorios médicos;  las actuaciones de implantación y mejora de espacios WiFi; el suministro de equipamiento para procesos de información; la modificación de instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria en edificios municipales destinados al servicio público; la renovación del alumbrado público, en orden a la consecución de la eficiencia y ahorro energético; las actuaciones necesarias para dotar a los edificios públicos municipales de medidas de seguridad, evacuación y prevención de robos; la implantación de rutas escolares seguras;  y las obras que tengan carácter supramunicipal.

La aportación municipal será del 10% en las obras de urbanización de calles y plazas públicas; pavimentación y acerado; renovación de cementerios; nuevos consultorios médicos; parques públicos; rehabilitación y mejora en edificios municipales administrativos, de uso cultural, de educación, convivencia y pabellones deportivos, obras en bienes declarados de interés cultural; y suministro de equipamiento en edificios, instalaciones y servicios municipales.

Por último, la aportación será del 15% en los casos de obra nueva en edificios municipales administrativos, de uso cultural, de educación, y convivencia; en nuevas instalaciones deportivas; y en oras obras.

Como es habitual en los últimos años, los importes resultantes de las bajas en la contratación se pondrán a disposición de los ayuntamientos correspondientes para su reinversión en obra o equipamiento, con la aportación municipal vinculada a la tipología de inversión que se justifique conforme a la convocatoria de los Planes.

 Además la Diputación mantiene la financiación del 100% a las subvenciones para el gasto corriente de mantenimiento de servicios, incluyendo de nuevo los prestados de forma conjunta por dos o más municipios.

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919