Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, jueves, 26 de febrero de 2015lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

26

feb

2015

La Diputación de Valladolid realiza 27.700 prestaciones en el período 2012 – 2014 para garantizar la atención a las personas de la provincia

•Las políticas sociales, que han movilizado en este mandato 97 millones de euros, son una seña de identidad de la actuación de la Institución provincial y tienen en el apoyo a los mayores, la lucha contra la exclusión social y la atención a las personas con discapacidad sus principales ejes de actuación.
•Jesús Julio Carnero destaca la suma de esfuerzos que hacen posible un alto nivel de atención, “que se inicia en los 13 CEAS distribuidos por la provincia y que tiene como protagonistas al personal de la Institución provincial y a los ayuntamientos, a instituciones y entidades colaboradoras, a las familias y, sobre todo, a los usuarios”.
•El presidente de la Diputación rubrica en Rueda con Cáritas, Cruz Roja y la Fundación Banco de Alimentos los convenios 2015 para dar soluciones a las familias en riesgo de desahucio y para garantizar el reparto de alimentos entre los que más lo necesitan.

(RUEDA, 26 DE FEBRERO DE 2015).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha suscrito hoy en Rueda los convenios de colaboración por los que la Institución provincial destina 170.000 euros a diferentes programas de lucha contra la exclusión social en colaboración con Cáritas, Cruz Roja y la Fundación Banco de Alimentos.

En concreto, con el Delegado y Director de Cáritas Valladolid, Jesús García Gallo, y con la Presidenta de la Asamblea Local de Cruz Roja, Marta Varas, se ha prorrogado el convenio para ayudar a paliar las situaciones de desahucio causadas por la crisis a familias de municipios de menos de 20.000 habitantes. Por su parte, con el presidente de la Fundación Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, se da continuidad a la colaboración entre ambas instituciones iniciada el pasado año con el objetivo es fortalecer y optimizar el trabajo de la Fundación.

Jesús Julio Carnero ha señalado que “estos convenios forman parte de las acciones directas que estamos desarrollando para asegurar a las personas que se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social en nuestra provincia, tengan las oportunidades y los recursos necesarios para cubrir sus necesidades básicas para desarrollarse, integrarse y participar en la sociedad”.

COMPROMISO CON LAS POLÍTICAS SOCIALES

Tras señalar que “las personas han sido el objetivo prioritario de nuestra acción de gobierno a lo largo de este mandato”, el presidente de la Diputación ha hecho balance de actuaciones en esta materia y recordado que “como prueba de ese compromiso, en el Debate sobre el Estado de la Provincia, celebrado en 2013, propuse un pacto por el Fortalecimiento de los Denominadores Comunes de la Provincia, que fue suscrito por todos los grupos políticos de la Institución, en el que las Políticas Sociales ocupan el primer lugar”.

La Diputación de Valladolid ha consolidado unos servicios sociales centrados en las personas a través de un esfuerzo presupuestario que ha permitido movilizar 96.897.405 euros en este mandato. “Una apuesta que se articula en torno al trabajo constante y pegado al territorio de los 13 Centros de Acción Social de la Diputación Provincial y que tiene como protagonistas al personal de la Institución provincial, a los ayuntamientos, a las instituciones y entidades colaboradoras, a las familias y, sobre todo, a los usuarios”

Asimismo, Jesús Julio Carnero ha señalado que todo este trabajo se desarrolla en torno a tres grandes ejes de actuación: una política ya clásica en esta casa, como la atención a la dependencia y la promoción de la autonomía de las personas mayores; una política que ha adquirido una notoriedad y atención constante en este mandato, derivada de la situación económica, centrada en la lucha contra la exclusión social; y por último, una política marca de la casa, como es la de la atención a las  personas con discapacidad”.

DEPENDENCIA Y APOYO A NUESTROS MAYORES

Tras recordar que la protección de las personas mayores ha sido históricamente uno de los grandes ejes de actuación de la Institución provincial, el presidente de la Diputación ha incidido en que “nuestro objetivo ha sido el mantenimiento de un elevado nivel de protección a nuestros mayores, prestándoles un cuidado integral desde la atención a las situaciones de dependencia hasta la promoción de su la autonomía”.

En el ámbito de la Dependencia, el objetivo se ha centrado en atender las necesidades de las personas mayores en su domicilio habitual a través de diferentes medidas. Destaca el esfuerzo presupuestario de la Diputación en el sostenimiento del Servicio de Ayuda a Domicilio, pasando de 1,2 millones de euros en 2012 a más 1,5 millones de euros en 2014. Ello permite en la actualidad  atender en nuestra provincia todas las peticiones y sin listas de espera. A día de hoy la atención llega a 1.339 usuarios (1.182 usuarios en el servicio de ayuda domiciliaria y a 152 en el de comida a domicilio), frente a los 980 usuarios de 2012, lo que supone 359 usuarios más y un incremento del 36,63%. El servicio de Teleasistencia se presta en estos momentos a 1.378 personas.

Por su parte, el Servicio de Comida a Domicilio se ha extendido en este mandato a todo el territorio provincial, habiendo entregado en 2014 un total de 49.182 servicios en 2014 (más de 4.000 servicios de comida al mes), frente a los 43.912 servicios de 2012, lo que supone 5.270 servicios más y un incremento del 12%.

Asimismo, en 2014 se ha recuperado la línea de subvenciones para la adquisición de ayudas técnicas y para la realización de obras de adaptación funcional del hogar, destinadas a las personas dependientes, mayores o con discapacidad. Se trata de obras de adaptación de baño, instalación de ascensores o grúas, o adquisición de elementos como sillas de ruedas, colchones, audífonos, etc., que permiten un mejor desenvolvimiento en las actividades básicas de la vida diaria. En 2014 se han beneficiado 58 personas y este año es una convocatoria abierta pretende llegar a otras 100 personas.

Por último, la Diputación de Valladolid pone dos centros residenciales a disposición de aquellas personas mayores que, por su grado de dependencia o por su situación sociofamiliar, no pueden vivir satisfactoriamente en su entorno. El Centro Asistencial Doctor Villacián y la Residencia Cardenal Marcelo atienden en la actualidad a 412 personas (202 en Doctor Villacián y 210 en Cardenal Marcelo).

ENVEJECIMIENTO ACTIVO Y SALUDABLE

En el ámbito de la Promoción de la Autonomía, desde la Diputación de Valladolid se apuesta por un  envejecimiento activo y saludable, que mejore la calidad de vida de las personas, y en la que se actúa en una triple dirección.

 En primer lugar, fomentando el envejecimiento saludable, la adaptación a los cambios vitales y sociales desde el aprendizaje permanente y el uso de las nuevas tecnologías. Se han realizado 318 cursos y talleres de promoción a la autonomía y reducción de la brecha digital, junto a la promoción del ejercicio físico con acciones como los Paseos Saludables por la provincia de Valladolid, o la recuperación en junio de este año de la celebración de Un Camino de Santiago para todas las edades, que se desarrollará en siete etapas: cuatro por la provincia de Valladolid, una en Castilla y León y dos en Galicia. También en este campo se inscribe la colaboración desde 2014 con la Federación Provincial de Asociaciones de Personas Mayores en la organización de cursos y talleres de educación física y gimnasia, para las personas que viven en los municipios más pequeños.

En segundo lugar, informando y sensibilizando, tanto a las personas mayores como al resto de la ciudadanía sobre temas de interés social y sobre el proceso de envejecimiento con un enfoque positivo.

Y en tercer lugar, reforzando su participación social, apoyando el asociacionismo y su participación activa en la sociedad a través del voluntariado y de programas intergeneracionales.

Finalmente, la Diputación apoya e impulsa los Servicios de Respiro en la provincia con el fin de favorecer la permanencia de las personas mayores en situación de dependencia en su entorno familiar, ofrecer una atención integral e individualizada a cada usuario, y proporcionar un respiro a sus cuidadores. En este mandato se han puesto en funcionamiento los Servicios de Respiro de Tordesillas y de Olmedo, que se suman a los de Íscar, Medina de Rioseco y Castronuño. En la actualidad atienden a 104 usuarios en nuestra provincia, frente a los 80 de 2012, lo que supone un incremento del 30%.

LUCHA CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

Jesús Julio Carnero ha señalado que “la lucha contra la exclusión Social es otro de nuestros ejes de actuación, que ha cobrado un protagonismo especial en este mandato para proteger a los sectores más vulnerables de  nuestra provincia. Un trabajo que se ha materializado a través de acciones directas de la propia institución provincial y de otras en colaboración con otras Administraciones Públicas”.

La Diputación de Valladolid ha destinado a esta materia este mandato la cifra total de 1.428.847,56 euros lo que ha permitido atender, en el período 2012 – 2014, a 4.727 personas

Destaca significativamente el refuerzo de las Ayudas de Emergencia Social, “incorporando nuevas modalidades de ayuda, incrementando las partidas presupuestarias y flexibilizando, gracias a la modificación de la normativa vigente, los criterios y el destino de las ayudas”. En concreto, las partidas destinadas a esta materia han pasado de 54.015,18 euros en 2012 a un presupuesto previsto para 2015 de 280.000, lo que supone un incremento del 445,09%, mientras que el número de prestaciones se ha incrementado en el mismo período un 712,94% pasando de 85 en 2012 a 691 en 2014.

En este sentido destacan, en primer lugar, las ayudas de carácter general, destinadas a cubrir las necesidades básicas esenciales (alimentación, cuidados personales y alojamiento temporal en casos de urgencia social), de las que se han concedido un total de 708 prestaciones.

 Esta primera línea se complementó en 2013 con una nueva línea de ayudas para alimentación infantil, reforzando de este modo la lucha contra la malnutrición infantil y establecer unos criterios de concesión tendentes a evitar hábitos alimenticios poco saludables, de la que se han beneficiado 96 familias.

A ellas se unieron en 2014 dos nuevas líneas de ayudas. Una para combatir la pobreza energética de las familias más vulnerables de la provincia, con la que hemos llegado a 124  familias. La segunda para la adquisición de material didáctico, destinada a paliar las situaciones de exclusión social que pueden perjudicar la normal escolarización de los menores en educación primaria y secundaria, de la que se han beneficiado 76 familias en el curso 2014-2015. Esta línea se verá complementada este año, y como novedad, con una convocatoria de subvenciones dirigida a las AMPAS de la provincia para la adquisición de material didáctico destinado a las familias más vulnerables para el curso 2015-2016.

Además de las ayudas de emergencia social, la Diputación de Valladolid ha puesto en marcha otras iniciativas como el apoyo a los estudiantes universitarios de nuestro mundo rural, convocando para el curso 2014 – 2015 una línea de ayudas destinadas a compensar sus gastos de desplazamiento, residencia, matrícula y material didáctico, evitando que tengan que dejar sus estudios por causas económicas y que ha beneficiado a 26 jóvenes. Estas ayudas tendrán continuidad el próximo curso.

En este apartado se incluyen también los convenios que permiten la integración de colectivos tradicionalmente marginados: con la Fundación Secretariado Gitano para la promoción de actividades entre la población gitana de nuestra provincia; con el Ayuntamiento de Peñafiel para el desarrollo de programas orientados a modificar conductas discriminatorias y de integración social y cultural; con Cáritas, el Ayuntamiento de Mayorga y la Fundación Patronato San Lázaro para la gestión del albergue-vivienda de indomiciliados; y el contrato de mediación cultural para resolver problemas con la población inmigrante, prioritariamente con el colectivo rumano de etnia gitana y con el marroquí.

COLABORACIÓN CON OTRAS ADMINISTRACIONES

Junto a estas acciones directas, la Diputación de Valladolid colabora con otras administraciones públicas, en el desarrollo de otras actuaciones. En concreto, con la Junta de Castilla y León, en la tramitación de la Renta Garantizada de Ciudadanía y en el Servicio Integral de Apoyo a las Familias en Riesgo de Desahucio, y con el Gobierno de España en la tramitación de informes del Fondo Social de Viviendas destinadas al alquiler.

En cuanto a la tramitación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, la intervención del personal técnico de la Diputación es decisiva, ya que realiza la instrucción de los expedientes, el seguimiento de las ayudas reconocidas por la Junta de Castilla y León, y la elaboración del Plan Individualizado de Inserción. En el período 2012-2014 los CEAS de la provincia han  tramitado 1.687 expedientes.

Por lo que se refiere al Apoyo a las Familias en Riesgo de Desahucio, desde la Diputación se ha atendido a  402 familias, de las que 235 han pasado al proceso de interlocución hipotecaria, con un resultado satisfactorio en la mediación (54 continúan negociando y 181 se han cerrado: 7 con dación en pago, 66 con restructuración de deuda, 14 han alcanzado otros acuerdos, 17 han desistido por mejora de su situación económica, 42 no han alcanzado acuerdo, 3 fuera del programa y 32 desistimientos).

ATENCIÓN A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

Para el presidente de la Diputación de Valladolid, “la atención a las personas con discapacidad y a sus familias ha sido otra de nuestras grandes preocupaciones a lo largo de este mandato, en el que hemos logrado consolidar una Red Rural Integrada de Servicios para personas con Discapacidad que supone una apuesta innovadora por la calidad y que presta una atención completamente personalizada a cada usuario”.

Para Jesús Julio Carnero se trata de “una red tejida para abarcar a todos, para que nadie se quede fuera, integrada por los usuarios, las familias, las entidades constituidas para defender los intereses de las personas con discapacidad, los profesionales, los 10 ayuntamientos titulares de los servicios, la Junta de Castilla y León y, finalmente, la Diputación Provincial de Valladolid desde donde, además de financiar los servicios, procuramos una coordinación técnica y una eficacia administrativa en la gestión”.

Un trabajo que “ha sido reconocido al obtener en el año 2013 el Premio Solidarios de la ONCE, uno de los más prestigiosos al ser concedido por la entidad más importante de España en el mundo de la atención a la discapacidad, o la obtención del certificado ‘Organización Ability’, tras ser la única Diputación de España nominada finalista en la tercera edición de los Telefónica Ability Awards, lo que nos otorga un innegable marchamo de calidad”.

La Diputación de Valladolid ha ido ampliando y mejorando la Red a lo largo de este mandato con la puesta en marcha de una nueva vivienda tutelada en Peñafiel y un  nuevo Taller Prelaboral de Tierra de Campos, a lo que hay que unir este año la renovación de la flota de vehículos y la mejora constante de los centros, que se hará patente este 2015 con la próxima ampliación y mejora de la Vivienda Tutelada de Villalón. A lo largo de este mandato, se habrán destinado al mantenimiento de la red un total de 6.130.167,18 euros.

La Red está integrada  por 16 servicios, 12 dirigidos a personas con discapacidad intelectual y 4 a personas con enfermedad mental. En concreto los servicios dirigidos a personas con discapacidad intelectual se distribuyen en 9 Talleres Ocupacionales (Cigales, Íscar, Medina de Rioseco, Mojados, Nava del Rey, Peñafiel, Tordesillas, Tudela de Duero, Villalón de Campos), 1 Centro de Día (Villalón de Campos) y 2 Viviendas Tuteladas (Villalón de Campos y Peñafiel). A ellos se suman los 4 Talleres Prelaborales orientados a personas con enfermedad mental (Medina de Rioseco, Peñafiel, Rueda y Tudela de Duero).

En la actualidad, la Red cuenta con 189 usuarios, procedentes de 83 municipios de 4 provincias: Valladolid (78), Segovia (3), León (1) y Zamora (1). Por sectores de discapacidad, 139 usuarios tienen discapacidad intelectual y 50 son personas con enfermedad mental. La red atendía en 2012 a 178 usuarios, lo que supone un incremento del 6,18%.

En 2014 se ponía en marcha la marca Productos Campechano, que facilita y unifica la comercialización de los productos elaborados por los talleres ocupacionales y prelaborales de la red, dando cumplimiento así al objetivo de favorecer la inserción laboral de las personas usuarias. Tanto la marca como el eslogan utilizado para su comercialización, “Productos Campechano, cuando compras estás sembrando integración”, han sido realizados por los usuarios a través de un concurso de ideas.

Junto  a estas iniciativas, la Diputación de Valladolid desarrolla otras acciones en favor de las personas con discapacidad. Así, el Centro de Integración Juvenil atiende a 30 jóvenes de la provincia con necesidades educativas especiales, asociadas a discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales en sus diversas patologías y que asisten a distintos centros educativos en la ciudad. El Proyecto Altozano, en colaboración con la Fundación Personas, permite el mantenimiento asistencial y residencial de 15 personas con discapacidad intelectual que anteriormente habían estado inadecuadamente ingresadas en el antiguo Hospital Psiquiátrico Dr. Villacián. Y el Convenio Primitivo Mielgo, con el Ayuntamiento de Medina del Campo, posibilita el mantenimiento de plazas residenciales en la Residencia para personas con discapacidad intelectual Primitivo Mielgo y el transporte a los talleres ocupacionales y al aula de atención temprana de personas de la comarca de Medina del Campo.

OTRAS ACTUACIONES DE POLÍTICA SOCIAL

La Diputación de Valladolid mantiene la financiación de proyectos de Cooperación al Desarrollo. En el período 2012-2014 la Institución provincial ha destinado a esta materia 1.346.713,70 euros que han permitido financiar 57 proyectos y ya está abierta la convocatoria 2015, con un presupuesto de 436.454,35 euros. Además, la Diputación va a liderar, junto a la Universidad de Valladolid un Proyecto Europeo de Educación para el Desarrollo que será ejecutado durante los tres próximos años junto a otros seis socios europeos de Bulgaria, Grecia, Chipre, Malta, Italia y Polonia.

En este mandato se ha aprobado y puesto en marcha el V Plan de Igualdad de Oportunidades y contra la Violencia de Género para el período 2014-2018, diseñado bajo el lema “Mujeres y hombres construimos juntos la igualdad real”. En su primer año de vigencia se han realizado actuaciones en 42 municipios que han llegado a 6.622 personas (4.574 mujeres y 2.048 hombres), y se ha aprobado el I Plan Interno de Igualdad de Oportunidades de la Diputación Provincial de Valladolid.

En 2012 se aprobaba el III Plan de Juventud de la Diputación de Valladolid 2012-2015, que contiene 121 acciones articuladas en tres áreas: promoción juvenil, transversalidad y colaboración institucional, y que presenta un grado de cumplimento del 91%. El Plan presta una especial atención a la formación juvenil en temas como la prevención de accidentes de tráfico, la sensibilización sobre el consumo del alcohol y las drogas, el uso responsable de las nuevas tecnologías, la educación afectivo sexual o la educación para la igualdad y prevención de violencia de género.

En materia de vivienda joven, la Diputación ha incorporado este año 2015 una nueva línea de ayudas para el alquiler, que se unen a las ya existentes para financiar la redacción de proyectos para la construcción de nuevas viviendas en el ámbito rural y para subsidiar los intereses de los préstamos hipotecarios. La nueva convocatoria de ayudas está abierta hasta el 6 de marzo. Durante este mandato se han beneficiado de este tipo de ayudas 186 jóvenes. 

Por último, el VI Plan de Drogas 2015 - 2018, recientemente aprobado, que incorpora una filosofía innovadora y pretende dar respuesta a nuevos retos como la adicción a Internet y a las nuevas tecnologías. Entre sus pilares destacan la prevención familiar, la formación de mediadores sociales, el control de la oferta, la disminución del riesgo y la reducción de daños, la prevención extraescolar, la rehabilitación y reinserción del drogodependiente, o el apoyo a entidades del circuito terapéutico.

CONVENIOS CON CÁRITAS Y CRUZ ROJA

Los convenios suscritos hoy con Cáritas y Cruz Roja van a permitir seguir desarrollando el programa de concesión de ayudas al alquiler a personas y familias en situación de desahucio, que hayan perdido su vivienda habitual como consecuencia del impago de las cuotas establecidas en un préstamo hipotecario o en un contrato de alquiler de larga duración. Como resultado de este convenio, en total se han concedido un total de 44 ayudas, 21 ayudas en 2013 (12 a través de Cáritas y 9 de Cruz Roja) y 23 en 2014 (12 a través de Cáritas y 11 de Cruz Roja).

En 2015 destinamos a este programa 110.00 € (55.000 € a cada entidad) destinadas a personas individuales o unidades familiares que hayan sido desalojadas de su vivienda habitual por impago de cuotas hipotecarias o del alquiler concertado, y que estén empadronadas en la provincia de Valladolid. La vivienda a ocupar en alquiler debe ubicarse en un municipio de la provincia de Valladolid, excluida la capital.

Para poder acceder a las ayudas se establece un máximo de ingresos mensuales de la unidad familiar, que varía en función del número de sus miembros, y que en esta convocatoria ha sido ampliado para dar cobertura a un mayor número de personas, si bien no  podrán beneficiarse de esta línea de ayudas quienes ya hayan sido beneficiarios en los años 2013 y 2014.

Se podrán conceder dos tipos de ayudas: el 100% del precio del alquiler por un periodo de hasta 6 meses, o bien, el 50% del precio del alquiler para un periodo de hasta 12 meses. Excepcionalmente, se podrán ampliar las ayudas hasta 3 y hasta 6 meses, respectivamente. En cualquier caso, el importe mensual a abonar será el del coste del alquiler con un máximo de 400 euros al mes.

CONVENIO CON LA FUNDACIÓN BANCO DE ALIMENTOS

Por otra parte, el Convenio con la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid da continuidad a la colaboración iniciada en 2014 entre ambas instituciones, y como el pasado año se cifra en una cantidad de 60.000 euros.

El pasado año, el convenio facilitó la distribución de alimentos infantiles frescos y perecederos a 336 familias de la provincia. Sin embargo, el convenio suscrito hoy se orienta a fortalecer las infraestructuras de la Fundación con la realización de obras y la adquisición de diversos equipamientos que optimizan su labor de almacenaje, distribución y reparto de alimentos en nuestra provincia.

En concreto, la ayuda de la Diputación de Valladolid permitirá una ampliación de las instalaciones de la Fundación Banco de Alimentos mediante la construcción de una entreplanta de 60 m2 y la instalación de una nueva cámara frigorífica con una capacidad de 84 m3. Así mismo, permitirá la instalación de nuevas estanterías de almacenamiento, y la adquisición de tres elementos esenciales en el trabajo diario como son una furgoneta para transporte de alimentos, una carretilla para el almacenamiento de los correspondientes palets y una fregadora automática para la limpieza de la nave. Además, se colaborará con la instalación de nuevos equipos informáticos y de seguridad. 

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919