Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, martes, 9 de octubre de 2007lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

9

oct

2007

La segunda campaña de excavaciones en el “Casetón de la Era” de Matallana descubre el primer recinto de fosos de Castilla y León en un asentamiento de la Edad del Cobre y la Edad del Bronce con veinte hoyos destinados al sacrificio de animales

· El presidente de la Diputación de Valladolid, acompañado por representantes del Departamento de Arqueología de la Universidad, presenta los resultados del ‘X Curso de Arqueología, Campo de Trabajo Internacional Matallana 2007’
· La II Campaña de Excavaciones en el Casetón de la Era ha contado en dos turnos con 50 estudiantes y arqueólogos procedentes de diferentes universidades españolas (Valladolid, Burgos, León, Barcelona, Salamanca, Sevilla, Santiago de Compostela y Castilla-La Mancha)
· Una excavación de 400 metros cuadrados en los que han aparecido la puerta de entrada al recinto, documentación y excavación de 20 hoyos (17 de la Edad del Bronce y 3 de la Edad del Cobre)
· En esta campaña han aparecido restos completos y articulados de animales sacrificados por las gentes prehistóricas a modo de ofrenda

El  presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, el director de la campaña de excavaciones Germán Delibes de Castro y el arqueólogo Manuel Crespo(VALLADOLID, 9 DE OCTUBRE DE 2007).- El  presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, y el director de la campaña de excavaciones Germán Delibes de Castro (catedrático de Arqueología de la Universidad de Valladolid),  han presentado hoy martes, 9 de octubre de 2007, a las 12,00 horas, en el Centro de Interpretación de la Naturaleza Matallana (Villalba de los Alcores), los resultados del X Curso de Arqueología, Campo de Trabajo Internacional Matallana 2007, situado en el Prado de Guadaña y dirigido por el arqueólogo Manuel Crespo, en el que han participado una veintena de universitarios de diferentes puntos geográficos de España.

Dicho campo de trabajo ha sacado a la luz un recinto de fosos en un asentamiento de la Edad del Bronce y de la Edad del Cobre en el que han aparecido, por primera vez en Castilla y León, un grupo de 20 hoyos – silos  (17 de la Edad del Bronce y 3 de la Edad del  Cobre) en los que se han descubierto restos completos y articulados de animales sacrificados a modo de ofrenda.

50 ESTUDIANTES Y ARQUEÓLOGOS HAN INVESTIGADO EL YACIMIENTO DURANTE JULIO Y AGOSTO DE 2007

El  presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, el director de la campaña de excavaciones Germán Delibes de Castro y el arqueólogo Manuel CrespoA lo largo de los meses de julio y septiembre del presente año un equipo de arqueólogos del Área de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, en colaboración con la Diputación vallisoletana, ha desarrollado el encargo de la Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural de la Junta de Castilla y León de investigar el yacimiento de la Edad del Cobre del “Casetón de la Era”, sito en la Finca Coto Bajo de Matallana.

La excavación se dividió en dos turnos: del 1 al 15 de julio y del 1 al 20 de septiembre y en ella han participado unos 50 estudiantes y arqueólogos procedentes de diferentes universidades españolas: Valladolid, Burgos, León, Autónoma de Barcelona, Salamanca, Sevilla, Santiago de Compostela y Castilla–La Mancha.

UN YACIMIENTO RODEADO DE TRES FOSOS CIRCULARES CONCÉNTRICOS DEL 2700 A.C.

El  presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, el director de la campaña de excavaciones Germán Delibes de Castro y el arqueólogo Manuel CrespoEl Casetón de la Era es un yacimiento singular, rodeado por tres fosos circulares concéntricos, que responde a un modelo bastante bien conocido en Europa a fines del Neolítico pero sólo muy recientemente acreditado en la Península Ibérica. Ello explica el interés de las excavaciones de cara a determinar su significado, ya que todavía existen dudas sobre si se trata de poblados -en ese supuesto bien defendidos por el triple foso- o de simples sitios ceremoniales a los que se aislaba por su condición sagrada. Sea cual sea su verdadero sentido, resulta obligado destacar la extraordinaria dimensión de esta obra realizada hace cinco mil años –se calcula que para excavar el mencionado sistema de fosos fue necesario extraer, con un muy primitivo instrumental de piedra y asta, más de 10.000 metros cúbicos de margas muy compactas-, pues informa al mismo tiempo de la gran organización de las gentes locales de la Edad del Cobre (se trata, indudablemente, de una obra pública) y de su capacidad económica, ya que a quienes correspondió excavar a lo largo de años las zanjas no les quedó otro remedio que desatender provisionalmente sus actividades ordinarias, esto es las prácticas agrícolas y ganaderas ya comunes por entonces.

La fundación del “recinto de fosos” del Casetón de la Era ha sido situada repetidamente por el carbono 14 hacia el 2700 a.C., esto es en la Edad del Cobre, pero el yacimiento –a juzgar por ciertas intrusiones- fue revisitado con posterioridad, mostrándose todavía muy pujante en las postrimerías de la Edad del Bronce, quince siglos después.

El  presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, el director de la campaña de excavaciones Germán Delibes de Castro y el arqueólogo Manuel CrespoEl yacimiento “El Casetón de la Era” presenta una serie de peculiaridades que le convierten en un documento excepcional para conocer las formas de vida de las gentes del Calcolítico. Se trata de un gran recinto de forma circular delimitado por tres anchos y profundos fosos concéntricos. La propia envergadura de la obra, calculada en unos 800 m lineales de fosos de 4 m de anchura por 2 m de profundidad, habla por sí sola del dinamismo y la capacidad de movilización de gentes y energías que tenía el grupo humano responsable de su construcción. En su interior, y a falta de que las excavaciones arqueológicas lo confirmen, debieron establecerse diversas áreas funcionales (cabañas, sepulturas, áreas artesanales) destinadas a satisfacer las necesidades vitales y espirituales de sus habitantes.

Actualmente, nada queda sobre el terreno que permita sospechar la existencia en el subsuelo de un yacimiento tan complejo. Sin embargo, la técnica de la fotografía aérea ha permitido no sólo su descubrimiento sino, además, trazar un dibujo bastante exacto de la planta del recinto. Dicha técnica consiste en la identificación de zanjas, fosas u hoyos existentes en el subsuelo a partir del mayor desarrollo de la vegetación sobre estas estructuras que, al estar rellenas de tierra removida, permiten una mayor retención de humedad y, consecuentemente, un mayor crecimiento de las plantas situadas sobre ellas.

UNA EXCAVACIÓN DE 400 M2 EN LA QUE HAN APARECIDO ESQUELETOS COMPLETOS DE ANIMALES SACRIFICADOS

Los trabajos realizados este verano han consistido en la excavación de un área de 400 m²  destinada a documentar aproximadamente un cuarto de la superficie delimitada por el foso más interno y una de las puertas que permitía el acceso a su interior. Los resultados deparados por la excavación se pueden resumir en:

Documentación de la puerta de entrada al recinto que se reveló como una simple interrupción, de unos 3,5 m de anchura, en el trazado del foso sin que, aparentemente dispusiera de ningún elemento defensivo o monumentalizados que destacase su importancia.

Excavación de unos 18 m lineales de foso.

- Documentación y excavación de 20 hoyos - silos. 17 de ellos pertenecen a la Edad del Bronce y los tres restantes a la del Cobre. En algunos de ellos han aparecido interesantes restos completos y articulados de animales sacrificados por las gentes prehistóricas a modo de ofrenda.

Además, durante el mes de septiembre la Diputación de Valladolid y la Universidad prepararon una pequeña exposición en la Hospedería de Matallana sobre el yacimiento de El Casetón de la Era, en la que, a partir de una serie de paneles, se explicaba su funcionamiento, al tiempo que se expusieron diversos materiales (vasijas, herramientas y armas de piedra, útiles de hueso y de cobre…)  recuperados allí en los dos últimos años.

PRIMERA CAMPAÑA DE EXCAVACIONES: TRES FOSOS CON FRAGMENTOS CERÁMICOS, PUNTAS DE FLECHA, PUNZONES...

Segunda campaña de excavaciones en el “Casetón de la Era” de MatallanaEn el año 2006 se celebró una primera campaña de excavaciones en el lugar, que dio como resultado la localización exacta de los tres fosos y la documentación de la secuencia de depósitos sedimentarios que colmatan su interior. Dentro de estos rellenos se rescataron gran cantidad de fragmentos cerámicos; puntas de flecha tanto de piedra, como de hueso; punzones y espátulas óseos; hojas de hoz de sílex… que vienen a confirmar la datación del yacimiento en el Calcolítico.

Los trabajos de excavación arqueológica son fruto de dos convenios paralelos, firmados el año 2006, entre la Universidad de Valladolid, la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Valladolid.

La presente campaña de excavaciones se celebra en dos turnos (1 y 15 de julio y 1 y el 20 de septiembre) y está dirigida por Germán Delibes de Castro, J. Fernández Manzano, J.I. Herrán Martínez, M. Crespo Díez (Universidad de Valladolid) y J.A. Rodríguez Marcos (Universidad de Burgos). En total participan cerca de 60 licenciados y estudiantes procedentes de diferentes universidades españolas.

Este año, los objetivos básicos son la excavación y documentación de una de las puertas de acceso al interior del recinto detectadas a partir de la fotografía aérea, así como la excavación dentro del recinto más interior para tratar de localizar restos de posibles cabañas, hogares u otras estructuras que expliquen la funcionalidad de este sector del yacimiento.

Segunda campaña de excavaciones en el “Casetón de la Era” de MatallanaMás allá de la simple excavación y recuperación de restos materiales el proyecto contempla una serie de labores orientadas a obtener una imagen global sobre las formas de vida de los habitantes del yacimiento. Así, se presta gran atención a todos aquellos aspectos relacionados con el medio natural en que se desenvolvieron aquellas gentes. En esta línea van encaminados los análisis de todos los restos de fauna recuperados que están siendo llevados a cabo desde la Universidad de León; el estudio de los pólenes fósiles contenidos en las tierras del yacimiento realizados en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); o, el cribado sistemático de tierras para la  recuperación de carbones y semillas. También se han llevado a cabo ya, desde el Área de Cristalografía y Mineralogía de la Universidad de Valladolid, los primeros análisis de sedimentos con el fin de conocer mejor los procesos que dieron lugar a la colmatación de los fosos. Los datos obtenidos mediante estos análisis deben arrojar nueva luz sobre las características del medio natural que rodeaba el yacimiento, las materias primas y alimentos que proporcionaba a sus pobladores y la capacidad de influencia que estos tenían sobre aquel.

 

Valladolid, 9 de octubre de 2007

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919