Palabras
Buscar en

Fecha de publicación Fecha de publicación

Fecha de publicación

Especificar rango:

Fecha de publicación Desde

Fecha de publicación Hasta

Fecha de publicación

Fecha de publicación

Mes anteriorMes siguienteAño anteriorAño siguiente
Actualidad del día, lunes, 28 de noviembre de 2016lo últimohoyver semanaver mes

volver

imprimir

enviar

relacionar

compartir

aumentar tamaño texto

disminuir tamaño texto

Compartir en twitter

Compartir en facebook

Compartir en google

Compartir en meneame

28

nov

2016

Baudouin Havaux, Pablo Martín y José Luís Rodríguez reciben sus nombramientos como Alcaides de Honor 2016 del Museo Provincial del Vino

•Jesús Julio Carnero destaca que “este año incorporamos a la amplia nómina de embajadores del enoturismo en la provincia de Valladolid a tres personalidades de primer nivel, que además ya han demostrado su compromiso con nuestra tierra. Por ello, en esta ocasión los galardones son, en buena medida, un agradecimiento a su trabajo”.

(PEÑAFIEL, 28 DE NOVIEMBRE DE 2016).- El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha entregado hoy los nombramientos de Alcaide de Honor 2016 del Museo Provincial del Vino (MPV) al presidente del Concurso Mundial de Bruselas, Baudouin Havaux, el sumiller Pablo Martín y el periodista y bodeguero José Luis Rodríguez.

Al acto han asistido también los alcaldes de Valladolid, Óscar Puente, y de Peñafiel, Roberto Díez. Junto a ellos, Alcaides de ediciones anteriores, como Edmundo Bayón, presidente de Bodegas Protos, representantes de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, bodegueros, y representantes de los medios de comunicación han participado en un acto que ha sido presentado por el periodista Javier Pérez Andrés.

ENOTURISMO, FACTOR IDENTIFICADOR

En su intervención el presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que el I Foro Provincial de Turismo, celebrado el pasado mes de julio con la presencia de representantes de los sectores implicados en esta materia, pusieron claramente de manifiesto que “el enoturismo debe convertirse, sin duda,  en el principal factor identificador de la oferta turística de la provincia de Valladolid, tanto por la calidad de nuestros vinos, refrendada por nuestras 5 Denominaciones de Origen, como por su capacidad para aglutinar a su alrededor el resto de atractivos turísticos, tal y como se pone de manifiesto en las tres Rutas del Vino Certificadas con las que contamos en el territorio provincial”.

Todo ello con el objetivo de que el turismo se convierta en un elemento capaz de generar actividad económica y empleo de calidad, “algo que se puede comprobar precisamente con este Museo Provincial del Vino que hoy nos acoge, que desde su puesta en marcha en 1999 se ha convertido en un elemento esencial en la dinamización económica, gracias a la importante labor de difusión que ha realizado siempre del trabajo que realizan viticultores y bodegueros”.

Un trabajo que impregna a toda la provincia de Valladolid, porque “el vino es una de nuestras señas de identidad más nítida, más profundamente arraigada en nuestra propia tierra, como demuestra el hecho de que tengamos más de 22.000 hectáreas dedicadas al cultivo de la vid, todas ellas amparadas por alguna figura de calidad, repartidas en 106 municipios de la provincia, con casi 500 bodegas y más de 2.000 marcas diferentes. Y eso es, evidentemente, lo primero, tener unos vinos de calidad”.

Jesús Julio Carnero ha ahondado en esta idea para añadir que “pero inmediatamente después, es fundamental saber promocionar esos vinos, ganar espacios entre los consumidores, ser un referente para todos los amantes del vino en un mercado en el que cada vez se hacen mejores vinos en todos los rincones del mundo”.

ALCAIDES DE HONOR, LOS MEJORES EMBAJADORES

 El presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que “colaborar en la difusión de nuestros vinos y de nuestra cultura del vino es el compromiso que adquieren precisamente los Alcaides de Honor del Museo Provincial del Vino. Y no cabe ninguna duda de que con la elección de este año incorporamos a la amplia nómina de embajadores del enoturismo en la provincia de Valladolid a tres personalidades de primer nivel, que además ya han demostrado su compromiso con nuestra tierra. Por ello, en esta edición podemos asegurar que en esta edición los galardones son, en buena medida, un agradecimiento a su trabajo”.

Así, Jesús Julio Carnero se ha referido, en primer lugar, a la importancia que tiene, para la promoción enológica, el ganar espacio en las cartas de los restaurantes, “una labor en la que el trabajo del sumiller es esencial, por su capacidad para seleccionar primero los vinos y, posteriormente, para ser capaz de transmitirnos a los que nos sentamos a la mesa esa amplia paleta de efectos sensoriales que nos transmiten los buenos vinos. Y en ese trabajo, Pablo Martín es un modelo dentro y fuera de España, y no sólo por ser el presidente dela Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres. Segoviano que ejerce como tal es, al mismo tiempo, parte del alma de este Museo donde está ubicada la sede de la Asociación de Sumilleres de Castilla y León, que también preside, y director técnico del concurso Vino del Museo”. 

El presidente de la Diputación ha señalado asimismo que “tan importante como estar en la carta de los restaurantes es estar en los espacios de especial relevancia y este sentido es necesario reconocer el trabajo de José Luis Rodríguez, que desde Nueva Economía Fórum, y especialmente desde su sede en el Hotel Ritz de Madrid, actúa como un embajador permanente de las excelencias de nuestra provincia y nuestros vinos en sus más de 200 actos organizados al año y en los que participan jefes de estado, presidentes del gobierno y ministros, autoridades españolas, europeas e internacionales, diplomáticos y empresarios, comunicadores y, como no, bodegueros, enólogos y gentes del mundo del vino. A estos último se ha unido personalmente con la puesta en marcha en 2005 del proyecto Heredad de Urueña, con el que retomado la tradición viticultora de su familia, y la construcción de una moderna bodega que elabora vinos reconocidos dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Por último, Jesús Julio Carnero se ha referido a la importancia de los concursos como “actores esenciales para difundir el buen trabajo de los bodegueros, premiado la excelencia y la calidad, pensando siempre en el consumidor final. Esa es precisamente la esencia del Concurso Mundial de Bruselas, que bajo la presidencia de Baudouin Havaux se ha convertido en un referente enológico internacional de gran prestigio tanto por su trabajo como por tener entre sus objetivos esenciales divulgar la cultura del vino y dar a conocer en todo el mundo la forma de elaborar y las peculiaridades de la zona en la que se celebra cada año. El Concurso ha decidido que su edición de 2017 se celebre en Valladolid, con el apoyo conjunto de Ayuntamiento y Diputación de Valladolid, y ello, por sí mismo, ya nos aporta una proyección internacional que también juntos debemos aprovechar para dar a conocer, con el vino como elemento conductor, nuestros múltiples atractivos gastronómicos, patrimoniales, culturales y paisajísticos”.

El presidente de la Diputación de Valladolid ha finalizado su intervención agradeciendo a Pablo Martín, José Luis Rodríguez y Baudouin Havaux  que hayan aceptado ser, “a partir de hoy, Alcaides de Honor del Museo Provincial del Vino y, en consecuencia, nuevos embajadores del enoturismo en la provincia de Valladolid, tarea en la que ya destacan en su quehacer diario. Por ello, con estos galardones queremos agradecerles el trabajo que vienen realizando desde sus respectivos ámbitos de actuación en la defensa de la cultura del vino en general y, de manera muy especial, su extraordinaria colaboración en la promoción enoturística de nuestra provincia”.

Palacio de Pimentel C/ Angustias, 44 - 47003 Valladolid - España  -  Tel: +34 983 427 100  -  Fax: + 34 983 267 919